Expertos y profesores proponen reforzar los contenidos regionales en los planes de estudios

La consejera de Educación inauguró el curso en el colegio Virgen del Oro de Abarán./ carm
La consejera de Educación inauguró el curso en el colegio Virgen del Oro de Abarán. / carm

Educación estrena este año una asignatura optativa en los tres primeros cursos de ESO sobre patrimonio regional

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

El grado de conocimiento de los estudiantes murcianos sobre el terreno que pisan, el patrimonio que les rodea, la geografía que pueden palpar y la historia que ha construido su presente es, a juicio de profesores y expertos, mejorable. Una carencia endémica que, proponen, podría paliarse con la introducción en los currículos de Primaria y Secundaria de contenidos centrados en geografía, historia, literatura, arte y patrimonio regional. Algunos expertos, como el catedrático de Geografía de la UMU y director de la Fundación de Estudios Históricos e Investigaciones Locales de la Región, Francisco Chacón; y el docente y presidente de la Asociación de Geógrafos e Historiadores de Enseñanzas Medias, José Antonio Cabezos, van más allá, y reclaman la introducción en los currículos oficiales de una asignatura completa dedicada a la Región.

Con la finalidad también de reforzar los conocimientos de los estudiantes murcianos sobre su entorno más inmediato, la Consejería de Educación estrenará este año tres asignaturas optativas en los tres primeros cursos de Educación Secundaria Obligatoria sobre patrimonio de la Región. Las materias, centradas en contenidos relacionados con el paisaje, el patrimonio científico y tecnológico y el histórico artístico, se impartirán solo en los centros interesados y serán de libre configuración para los estudiantes.

Los currículos

-
PRIMARIA
El Ministerio
establece los contenidos mínimos y permite a las comunidades marcar un 30% del currículo, que otras comunidades dedican a contenidos locales. En la Región, los alumnos los estudian de forma transversal y con apéndices en la asignatura de Ciencias Sociales, pero no suponen una asignatura completa.
-
OPTATIVAS EN SECUNDARIA
1º ESO:
Leer nuestro paisaje: La materia se dedicará al estudio de lugares como el Valle de Ricote, los campos de Cieza, la Vega del Segura, el Altiplano, el litoral o el Noroeste, entre otros.
2º ESO:
Inventos e inventores: Abundarán en el patrimonio científico y tecnológico de una Región en la que han nacido inventores destacados como Isaac Peral o Juan de la Cierva.
3º ESO:
Patrimonio histórico-artístico: Se centrará en el patrimonio histórico-artístico y cultural. Desde la Prehistoria hasta nuestros días.
-
BACHILLERATO
En las asignaturas Fundamentos del Arte (I y II)
los alumnos estudian el Barroco, con un apartado específico dedicado a la Catedral de Murcia; y 'Murcia y el Teatro Romea' dentro del tema dedicado al Romanticismo.

Un primer paso para comenzar a paliar la inopia regional, pero insuficiente, a juicio del profesor Cabezos, a quien preocupan las lagunas sobre las cuestiones relacionadas con las nociones más básicas de la Geografía e Historia murcianas de que adolecen los alumnos cuando completan su formación obligatoria.

Los planes de estudio oficiales en vigor apenas reservan apéndices, separatas y temas salteados a los contenidos regionales, al contrario de lo que ocurre en otras comunidades con mayor sentimiento identitario, que llegan a los topes marcados por la ley.

«Se quiere y se pone en valor lo que se conoce» Francisco Chacón, catedrático

En Educación Primaria, el Ministerio establece por decreto los contenidos mínimos para toda España, que suponen el 70% del currículo, y permite a las comunidades dedicar el 30% restante a las materias y áreas que consideren. Algunas, como Cataluña y País Vasco, agotan ese porcentaje en contenidos locales, pero en la Región la apuesta está más centrada en el Inglés y las Nuevas Tecnologías. Con todo, en esa etapa, en uno de los cuatro bloques de la asignatura de Ciencias Sociales, el currículo de la Región marca que los chicos deben estudiar «conocimientos básicos de España y de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, con respeto y valoración de los aspectos comunes y los de carácter diverso, y donde se establece que el alumnado conozca el conocimiento y estudio de la historia y patrimonio cultural». En Secundaria se estrenarán este curso las nuevas materias. Además, la Región se estudia en las separatas y apéndices reservados en la asignatura de Geografía e Historia. En Bachillerato, las asignaturas Fundamentos del Arte (I y II) dedican apartados al Barroco y la Catedral de Murcia y al Teatro Romea como uno de los principales edificios del Romanticismo.

Los contenidos recogidos en los currículos se completan, apunta la directora general de Atención a la Diversidad y Calidad Educativa, Esperanza Moreno, con programas específicos «relacionados con aspectos de la cultura regional, como el trovo, el flamenco, el Museo Salzillo... Son unidades transversales que implican salidas del centro o la visita de especialistas a las aulas», defiende.

El déficit identitario, alertan los expertos, tiene consecuencias más allá del aula: «Se aprecia y valora lo que se conoce; un chico que ha estudiado las pinturas rupestres y es consciente de su valor, no hace luego pintadas en una cueva», ejemplifica Cabezos, quien reivindica también la puesta en valor de la Literatura murciana. «Se quiere, se pone en valor e incluso se mercantiliza lo que se conoce, pero no lo que se ignora», coincide el catedrático de la UMU Chacón, en consonancia también con la arqueóloga y diputada del PP Elena Ruiz Valderas, quien considera que distintas cuestiones del patrimonio regional «deberían estudiarse no solo en la Región, sino en el resto de España por su importancia».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos