«La experiencia que vas a vivir es más importante que el destino»

Ana y Estefanía Olmos./LV
Ana y Estefanía Olmos. / LV

Ana Olmos. Fundadora de Fabulist

MINERVA PIÑERO

Ingeniera de telecomunicaciones y amante de los viajes, Ana Olmos ha cambiado el despacho de la universidad por el de Fabulist, plataforma de viajes fundada junto a su hermana Estefanía hace un año. Tras analizar las necesidades turísticas de los más pequeños, estas emprendedoras diseñaron más de cincuenta aventuras siguiendo la estela de personajes literarios y cinematográficos como Phileas Fogg y Harry Potter.

-¿Hizo muchos viajes de niña?

-Aunque mis padres, desde casa, me animaban a conocer nuevas culturas, solía recorrer el mundo por mi cuenta. Les gustaba que comprendiera otras costumbres, pero ellos han sido menos viajeros: eran otros tiempos y no existían tantas oportunidades para viajar en familia. Por eso, en Fabulist intentamos transmitir algo que nos hubiese encantado vivir.

-¿Organizan viajes específicos para cada familia o en grupo?

-Creamos aventuras concretas en función de las necesidades de cada familia. En el viaje de Harry Potter, por ejemplo, se recorre la plataforma del famoso Andén 9 ¾ y los edificios más emblemáticos de Londres, y enviamos a los niños cartas personalizadas de admisión de Hogwarts.

-¿Todas las aventuras están ligadas a una temática?

-Sí, pero no son viajes en los que los niños se meten en la piscina de bolas y los padres se despreocupan. Tenemos en cuenta tanto la experiencia que quieren vivir los padres, la parte más turística, como la de sus hijos, quienes tienen menos bagaje cultural y a los que hay que ayudar a entender el destino. Para conseguirlo, el guía de un barco, por ejemplo, se meterá en el papel de un capitán. No se puede pretender hacer mella usando la monótona voz de un monitor convencional.

-¿Prefieren destinos fríos o cálidos?

-Depende de la época del año. Dos de las zonas más solicitadas son Londres, ciudad que relacionamos con la magia, y el primer destino que organizamos, la Selva Negra de Alemania, donde los pequeños reciben una mochila de Lego y disfrutan tanto del Parque Playmobil como de las rutas por el Lago Titisee, pasando por los viajes en teleférico y las visitas turísticas a Munich.

-¿De dónde nace su imaginación?

-De la literatura. Cuando era pequeña, mi madre se enfadaba conmigo porque me gustaba quedarme leyendo por las noches. A veces, incluso me encerraba en la bañera para que no me quitase el libro. Era muy fanática. De hecho, para organizar la última aventura viajera, nos hemos inspirado en una obra de Julio Verne, 'La vuelta al mundo en 80 días'.

-¿Aguantarán ochenta días los más pequeños?

-[Risas] Ojalá soportasen esa duración, y sus padres pudiesen permitírselo. Es un proyecto muy especial, arranca en Londres y transcurre siempre hacia el este, siguiendo los pasos de Phileas Fogg hasta haber pisado los cinco continentes. Técnicamente, se realiza a lo largo de ocho años.

-¿Ocho años?

-Cada año se aborda un destino diferente durante un viaje de diez días. Dar la vuelta al mundo es el sueño de aquellos padres y madres colmados de compromisos, responsabilidades y horarios que no les permiten tomar este tipo de decisiones. Después de recorrer los ocho destinos, se les entregará un diploma que los nombrará 'Ciudadanos del mundo'.

-¿Y el resto de destinos?

-Suelen ser viajes de tres o cuatro noches, aventuras que pueden ser realizadas a lo largo de todo el año. Los más largos, suelen durar entre diez y ocho días.

-¿Qué temática depara la Navidad?

-Papá Noel esperará en el Polo Norte a los niños que hayan sido buenos hijos. Será un viaje espectacular,con muchos toques de autenticidad. Las familias podrán pasear por mágicos bosques, conocer tribus locales y, entre otras actividades, montar en los clásicos trineos tirados por perros.

-¿Importa más la experiencia a vivir o el destino de de la aventura?

-La experiencia. Sea urbana, gastronómica, artística o deportiva, no se trata de viajar a un sitio porque esté anotado en la típica lista de sitios pendientes, sino de buscar un motivo. En Fabulist, creemos que la experiencia que vas a vivir es más importante que el destino. Una vez mi hermana me preguntó que dónde podía hacer un viaje de senderismo en el que fuese capaz de disfrutar de agradables paisajes y de un clima adecuado, en consonancia con la distancia del recorrido. No quería que fuese caminar por caminar. Lo que vas a vivir, siempre es mucho más importante que el lugar.

 

Fotos

Vídeos