La mejor nota de Selectividad en Murcia: «Tengo claro que siempre fui de letras»

Sara Frutos, con la nota de acceso más alta, en el campus de La Merced. / nacho garcía / AGM
Sara Frutos, con la nota de acceso más alta, en el campus de La Merced. / nacho garcía / AGM

Sara Frutos, alumna del IES Floridablanca de Murcia y la nota de acceso más alta de la Región, un 9,98, quiere estudiar Traducción en la UMU

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

La excelencia de la selectividad la escribió ayer en letras -puras- Sara Frutos Galindo, quien rozó la perfección en sus exámenes de la fase general, con 'dieces' redondos en casi todas las materias. Ponderada con su media de Bachillerato, ha logrado un 9,985 de nota de acceso. Su calificación 'top' entre los casi 7.000 alumnos que se examinaron de las pruebas de acceso a la universidad le permite elegir grado, y le garantiza una plaza en el de Traducción e Interpretación (en la especialidad de Inglés) de la Universidad de Murcia, su primera elección.

«No, no quiero estudiar Medicina, ni nada de ciencias. Siempre lo he tenido claro, me gustan las letras; los buenos alumnos no tienen por qué ser de ciencias», comentaba ayer, superada ya la etapa de dar explicaciones a quienes veían en su vocación una pérdida. «Siempre he tenido claro que lo mío son las letras, y el Inglés en especial me gusta mucho», dice la alumna del instituto público de Secundaria Floridablanca, donde ha cursado el Bachillerato de Investigación, bordado con Matrícula de Honor.

Como el mejor alumno de España, el alicantino Carlos Rodríguez, quien quiere ser dramaturgo, y no científico, Sara Frutos reivindica las letras y la lectura como un camino académico apasionante. Hija de una profesora de Inglés y de un celador que ayer no cabían en el cuerpo de orgullo, la joven, que ya prepara las maletas para disfrutar de un viaje a Mallorca con sus amigos, estudió toda la Primaria y la Secundaria en centros públicos: el colegio de El Carmen y el instituto Floridablanca, donde la rama de Investigación le ha permitido disfrutar del aprendizaje de forma aplicada. Y seguirá en la universidad pública, donde tiene claro que quiere matricularse en el grado de Traducción e Interpretación, que requiere una media de las más altas, rozando el 12. También ha podido salir de intercambio a Irlanda y Estados Unidos con programas públicos promovidos por la Consejería de Educación.

El examen de Lengua y Literatura Castellana fue uno de los que bordó Sara, con un 10 redondo. La joven escogió el texto 'Todos somos inmigrantes', en el que el autor se pronunciaba contra el racismo y a favor de la acogida a los inmigrantes, y que generó la indignación del partido ultraconsevador Vox, que denunció «su carga de adoctrinamiento ideológico».

Una polémica sin sentido y estéril para Sara Frutos, encantada de que se le diera la opción de comentar un texto «interesante y que te permite opinar». No le resta la joven esfuerzo a sus notas, que le han costado, admite, un año de muchos codos y esfuerzo. «La clave está en estudiar todos los días, al menos en este último curso. Yo me organizo por asignaturas, y procuro no perder el ritmo», admite la joven, 'millennial' de manual, enganchada a las series -en versión original- y a su móvil, del que se separa poco.

Más