La evolución del Tajo apunta a que se podrá trasvasar agua hasta diciembre

El Ministerio enviará 20 hectómetros para junio, el máximo legal. El río Alberche y las Tablas de Daimiel también serán socorridos por la cabecera

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El análisis sobre la evolución del sistema de Entrepeñas-Buendía indica que se podría mantener en Nivel 3 hasta comienzos de diciembre, lo cual permitirá enviar agua a la cuenca del Segura en lo que resta de año. Así figura en las conclusiones del último informe técnico del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), presentado ayer en la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, que aprobó el trasvase de 20 hectómetros para junio con el fin de atender las necesidades de los abastecimientos y regadíos del Levante.

El informe anticipa asimismo que «se podría mantener el volumen mensual máximo de trasvase de 20 hectómetros durante los tres meses» de verano, en aplicación de la regla de explotación del acueducto.

El Cedex ha actualizado los datos al hilo de la tendencia de la cabecera del Tajo, que muestra otro escenario si se compara con los informes anteriores que preveían una situación de trasvase cero a finales de septiembre. En el presente año hidrológico, la aportación acumulada en la cabecera ha sido de 484 hectómetros, que se sitúa en el decimosexto lugar más bajo del periodo de funcionamiento del Trasvase. El valor de las aportaciones acumuladas durante los 12 meses anteriores es de 698,5 hm3, continuando el descenso que se inició el pasado mes de abril, aunque de forma más suavizada.

La Comisión informó de que el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía alcanza los 654,4 hectómetros cúbicos, por lo que se constata que el sistema se mantiene en situación hidrológica excepcional o Nivel 3, que permite un desembalse máximo de 20 hectómetros. La autorización está en manos de la ministra Teresa Ribera, que con toda probabilidad atenderá la propuesta técnica, una vez que ha sido motivada en el sentido de que están atendidas todas las demandas propias de la demarcación del Tajo.

Rechazo de Castilla-La Mancha

El informe del Cedex relata que el volumen trasvasado autorizado en lo que va de año hidrológico es de 237,5 hectómetros, de los que el 35% aproximadamente se han destinado a la población. Asimismo, apunta que se han incorporado las previsiones realizadas por la Confederación del Tajo que, según el Plan Especial de Sequía, en los próximos meses la demanda del Canal Bajo del Alberche será atendida desde el Tajo, lo que significa aumentar los desembalses desde la cabecera en 23 hectómetros hasta septiembre. Este volumen se restará a los excedentes trasvasables, dado que la cuenca cedente tiene prioridad.

También tienen preferencia las necesidades medioambientales, por lo que el Cedex avanza que desde un punto de vista estrictamente legal, y teniendo en cuenta que no se han producido derivaciones desde hace diez años, podría enviarse en esta anualidad un máximo de 30 hectómetros para atender las Tablas de Daimiel y su superficie inundada.

El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha advirtió de las consecuencias que puede tener la decisión de aprobar un nuevo trasvase, porque puede ser contraria a la sentencia de Tribunal Supremo que reconoce que no se está respetando el caudal ecológico del Tajo. Pondrán otro recurso en los tribunales.

Más