Un estudio del CES considera que los impuestos autonómicos deben ser reformulados

La presentación del estudio, este viernes, en la sede del CES./Javier Carrión / AGM
La presentación del estudio, este viernes, en la sede del CES. / Javier Carrión / AGM

El documento también alerta de diferencias en la recaudación a lo largo del tiempo

JORGE GARCÍA BADÍA y EFE

La sede del Consejo Económico y Social (CES) de la Región de Murcia acogió en la mañana de este viernes la presentación de un estudio sobre competencias normativas tributarias de la Región y su impacto recaudatorio. Una de las conclusiones del estudio encargado por el CES considera que los tributos propios de la Comunidad podrían ser reformulados, «especialmente aquellos que obtienen una escasa recaudación».

En esta misma línea, considera que «se podrían plantear alternativas de mayor recaudación y gestión más simple que han mostrado cierta potencia recaudatoria en otras autonomías». Otras de las conclusiones destacadas del documento afecta a las modificaciones normativas realizadas en los últimos años por el Ejecutivo autonómico y que «han supuesto diferencias en recaudación a lo largo del tiempo».

El presidente del CES, José Antonio Cobacho, avanzó que enviarán este estudio a la Comunidad. «Es una opinión doctrinal relevante porque estamos hablando de que este estudio lo han realizado tres profesores de las universidades de Murcia y Cartagena». En concreto, María José Portillo, de la Universidad de Murcia, y Pedro Colao y María del Carmen Pastor, ambos de la Universidad Politécnica de Cartagena. Los datos recogidos por los profesores revelan grandes diferencias en la recaudación entre autonomías; así, por ejemplo, en Murcia una persona con un patrimonio de 800.000 euros paga 240 euros al año en el impuesto sobre el patrimonio, mientras que en Aragón abona 1.174 euros.

No hay dudas, sin embargo, sobre la necesidad de mantener el IRPF, el impuesto cedido de mayor importancia por su volumen de recaudación, si bien el estudio señala que la tendencia mayoritaria de los expertos es apostar por que las comunidades tengan más competencias en la gestión de este impuesto y que haya también una mayor homogeneidad entre territorios.

En cuanto a los tributos propios de las comunidades autónomas, el estudio concluye que deben ser reformulados ya que no hay un patrón común de regulación y afectan a aspectos dispares, especialmente medioambientales, que generan una elevada litigiosidad y aportan pocos fondos a las arcas públicas.

En general, dentro de este grupo de impuestos, los más importantes son los relacionados con el agua (canon de saneamiento), pero suelen ser difíciles de recaudar y controlar y no existen pautas generales a nivel nacional, por lo que lo expertos apuestan por reformarlos.

El CES trasladará este informe al Consejo de Gobierno para su análisis y para que pueda servir de ayuda a la hora de elaborar las políticas fiscales y tributarias de la comunidad autónoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos