Los escoltas de la Casa del Rey se forjan en la costa murciana