Las empresas pierden 37.000 euros de media por la marcha de cada trabajador

Jesús Pérez, Jorge Herraiz, Dimas Agudo y Natalia Juarranz respondieron preguntas del público, en la tercera edición del foro Gestionando Talento. /ROS CAVAL / AGM
Jesús Pérez, Jorge Herraiz, Dimas Agudo y Natalia Juarranz respondieron preguntas del público, en la tercera edición del foro Gestionando Talento. / ROS CAVAL / AGM

El evento, organizado por 'La Verdad' y ENAE, pone el foco en atraer y retener el talento mediante la innovación en políticas de recursos humanos

BENITO MAESTREMURCIA

Los trabajadores vertebran el funcionamiento de las empresas, lo que les sitúa en una posición preferente y estratégica para la consecución de los objetivos. Así, la búsqueda de talento para crear plantillas de primera división es uno de los principales retos a los que se enfrentan las compañías en general y los departamentos de recursos humanos en particular. Y como tan importante es atraer personas destacadas como retenerlas, la implantación de medidas que fomenten un ambiente motivador, dinámico e integrador se ha convertido en una asignatura troncal.

Precisamente, el reconocimiento y el sentirse parte del equipo son los sentimientos que más valoran los empleados. Así se puso de manifiesto ayer en el III Foro Gestionando Talento 'Jornada de liderazgo empresarial', organizado por 'La Verdad' y la Escuela de Negocios ENAE, con el patrocinio de Soltec, AON y Let's Flow! Workshop Experience, y la colaboración de Fundación Cajamurcia y Equipo Humano. El evento, celebrado en el Aula de Cultura de la Fundación Cajamurcia, reunió a casi 200 personas, entre empresarios, directivos y profesionales de recursos humanos, entre otros, llegados desde diferentes puntos de la Región.

La conferenciante, profesora y presidenta de la consultora Be-Up, Pilar Jericó, suscitó una gran expectación entre los asistentes, que aguardaron impacientes la intervención de una de las mejores analistas españolas en la gestión de talento. Abrió su ponencia, titulada 'Cómo desarrollar el talento de las personas en tu empresa', con una afirmación tajante: «Preferimos la infelicidad a la incertidumbre», principalmente «por el miedo a asumir cambios». La solución, dijo, pasa por el 'change mindset', es decir, entrenar la mentalidad para el cambio.

Expertos coinciden en promocionar la gestión de las emociones y la ley del esfuerzo

Esta transición se consigue detectando las tres principales barreras y eliminándolas. El miedo, mencionó en primer lugar, es la emoción que más paraliza, por lo que poner el foco en las positivas contribuye a neutralizar ese impacto.

El segundo punto abarca las creencias, que provocan en ciertas personas un instinto de protección que les impide afrontar nuevos desafíos, de ahí la necesidad de transformarlas a base de esfuerzo y aprendizaje y naturalizando el error.

Los protagonistas

Natalia Juarranz. Consultora de Equipo Humano
«Las personas tenemos percepciones distintas, por lo que las empresas deben entender al trabajador»
Jesús Pérez. Director global de RR.HH. en Soltec
«Intentamos escuchar a los trabajadores para conocer sus inquietudes y darles soluciones reales»
Jorge Herraiz. Director Rewards & Performance Iberia en AON
«El 56% de las empresas ven difícil contratar perfiles cualificados; y se estima que en 2030 el déficit de talento será de más de 85 millones de personas»
Dimas Agudo. CEO de Rapsodia y autor de 'Let's Flow! Workshop Experience'
«No pedimos currículums en Rapsodia sino perfiles que reúnan actitudes que contribuyan a innovar»
Pilar Jericó. Empresaria,profesora y presidenta de la consultora Be-Up
«La formación es el mejor regalo que nos podemos hacer, ya que nos permite tomar decisiones razonadas»

El tercer elemento se detiene en los sesgos inconscientes, esto es, una especie de atajos mentales basados en prejuicios que derivan en la toma de decisiones rápidas. En la mayoría de ocasiones, el sistema reactivo (relacionado con el pensamiento automático y en el que se conforman los juicios e ideas preestablecidas) predomina sobre el consciente (necesita tiempo para elaborar la conclusión) y para revertir la balanza, la formación es determinante para entrenar la mente y, así, no perder oportunidades. «Es el mejor regalo que nos podemos hacer», subrayó.

Acto seguido, Pilar Jericó desgranó las siete claves que ayudan a desarrollar el 'change mindset': encontrar el para qué, hacer soñar a los equipos y transmitirles ilusión; darse permiso para experimentar y ser creativo; buscar referentes que inspiren; desarrollar la mirada de la abundancia, es decir, ver el vaso medio lleno y desterrar la queja; generar nuevas conversaciones con personas «raras», definió; relativizar, ya que «el 92% de nuestras preocupaciones diarias no van a suceder nunca y si ocurren, saldremos airosos», y por último, confiar en uno mismo y su entorno.

Estas pautas son aplicables en el plano profesional y también en el personal. «Los buenos amigos inspiran mucho», confesó la empresaria, quien reconoció que «intento no utilizar el teléfono móvil cuando estoy con hijo; quiero vivir el presente».

Sin perder la esencia

Natalia Juarranz, HR talent management consultant de Equipo Humano, compartió una serie de claves para que las empresas sean emocionalmente inteligentes, a través de ejercicios prácticos que despertaron el interés de los asistentes. Comenzó con un juego disruptivo: los espectadores tenían que enviar por WhatsApp el emoticono del corazón a uno de sus contactos. La idea era generar emociones, y lo consiguió. «Se contagian», añadió.

También propuso dibujar un billete de cinco euros y, curiosamente, pocos sabían qué elementos aparecen en ambas caras. «Los vemos todos los días y no les prestamos atención», justificó la experta, para, a continuación, aconsejar que «no perdamos la esencia de mirar más allá a las personas con las que nos rodeamos, para descubrir los secretos que esconden».

Sin embargo, Juarranz aseguró que la gestión de las emociones, tanto las propias como las ajenas, es una tarea «complicada», ya que «somos nosotros los que tenemos que aprender de ellas para poder controlarlas, y no al revés». En este sentido, las habilidades sociales ayudan a resolver situaciones de manera efectiva, por ejemplo, gracias a la empatía, destreza que permite «ponernos en los zapatos de los demás, eso sí, habiéndonos antes descalzado los nuestros», al saber entender las emociones de terceros, compartir sus preocupaciones y entender sus comportamientos.

Para que los directivos asimilen que cada trabajador es diferente al resto, la experta invitó al público a cerrar los ojos y abrirlos cuando ellos creyeran que habían transcurrido 60 segundos. El resultado, pese a la exactitud de las agujas del reloj, fue variopinto: unos se quedaron cortos, otros se pasaron y algunos sí atinaron. «Las personas tenemos percepciones distintas, por lo que las empresas deben entender a cada trabajador, ver su realidad y gestionar sus expectativas», indicó la consultora, quien tildó este ejercicio como un acto de generosidad. Al respecto, insistió en implementar en el día a día la misión, la visión y los valores que las empresas presumen en sus webs, con la intención de «alinear los sentimientos entre los miembros».

Además, cuantificó en 37.000 euros de media lo que supone para una empresa que un trabajador se marche, entre formación invertida y búsqueda de un sustituto. «¡Cómo para no intentar gestionar sus emociones!», bromeó.

En la selección de personal, la experta recomendó «mojarse» para mejorar la experiencia del candidato. ¿Cómo? Eliminando las clásicas preguntas sobre 'dónde te ves dentro de cinco años' o 'cuáles son tus puntos fuertes y débiles' para sustituirlas por 'por qué te reñía tu madre cuando eras pequeño' para identificar sus defectos o 'te preparas la comida el día de antes o cuando llegas a casa' para descubrir si es una persona organizada. Y también enviando un correo electrónico al aspirante para avisar que no ha sido seleccionado, sin olvidar darle las gracias por dedicar parte de su tiempo.

En busca de ofrecer la mejor experiencia al trabajador

Soltec, empresa dedicada a la fabricación e instalación de seguidores solares, apuesta por reclutar talento y conservarlo a través de diferentes iniciativas orientadas al servicio de las personas. Una de ellas fue, en 2016, la puesta en marcha del programa formativo 'Solteach', que incluye becas de formación y desarrollo para 'cazar' a jóvenes.

La innovación y la internacionalización de los trabajadores son otros dos campos en los que Soltec centra parte de sus esfuerzos, tal y como recordó Jesús Pérez, director global de RR. HH. de la entidad de Molina de Segura, en el III Foro Gestionando Talento. También invierte en su estratégico plan 'WellBeing', que trata de mejorar el bienestar de la plantilla dentro y fuera de la empresa mediante sesiones formativas, deportivas, sociales y de convivencia.

Por su parte, Jorge Herraiz, director Reward & Performance Iberia en la consultora AON, desveló las principales tendencias que mejoran la experiencia del empleado. Entre ellas, la transparencia, el impulso de la igualdad salarial y la promoción del reconocimiento son algunos de los retos que los profesionales de los recursos humanos tienen que analizar e implantar en las estrategias de negocio.

El directivo, además, ejemplificó con casos reales cómo las empresas han avanzado en los últimos tiempos en la mejora de experiencia del empleado, creando oficinas que rezuman motivación, dinamismo y cooperación, como ocurre en el seno de Banco Santander, Desigual y la propia AON.

Dimas Agudo, CEO de Rapsodia, explicó cómo se gestó la edición de 'Let's Flow!', un amplio catálogo de 150herramientas 'design thinking' y 20 de 'coaching'. «Recibí una llamada un viernes de invierno, a las 13.50 horas, de una multinacional de seguros para animarnos a participar en un concurso, en el que se presentarían dos empresas más, para llevar el programa de formación a nivel global. Estuvimos un mes trabajando en el proyecto, lo presentamos y aún estoy esperando a que me llamen», bromea.

Pese a todo, ese esfuerzo se ve reflejado en un libro explicado con un lenguaje claro, muy visual y de 2,7 kilos, que recoge la experiencia de más de 180 workshops, donde alrededor de 1.200 participantes en 40 proyectos de innovación han trabajado con la metodología de Rapsodia. E incluye 12 flows diferentes con los que poder realizar workshops.