Dos empresarios se enfrentan a cuatro años de prisión por vender atún contaminado

EP

murcia. La Fiscalía Provincial solicita penas que suman hasta cuatro años de prisión y multas de 18.000 euros a los administradores de las dos empresas con sede en Vera (Almería) que, en mayo de 2017, comercializaron presuntamente atún contaminado con «altas dosis de histamina» y causaron la intoxicación de más de un centenar de personas en España, entre ellas a decenas de murcianos. El pescado tóxico también llegó a causar daños en un «número indeterminado» de consumidores en Italia, Francia y Portugal. A. J. G. L. y P. A. G. L. están acusados de presuntos delitos contra la salud pública y continuado de falsedad en documento mercantil, al igual que dos trabajadores responsables de las plantas de elaboración y manipulado del atún, A. P. M. y S. B. S, quienes se enfrentan a penas que suman tres años y seis meses de cárcel, y dos multas de nueve meses a razón de 15 euros al día.

El Ministerio Público indica que, como consecuencia de «una serie de omisiones y deficiencias» en la manipulación y envase del pescado, se intoxicaron, al menos, 109 personas en diferentes zonas del territorio español como Andalucía, Murcia, País Vasco, Alicante y Cataluña, así como en países como Italia, Francia o Portugal, si bien en estos «no constan datos de cuántas personas se vieron afectadas».

Añade el fiscal que los cuatro procesados por el Juzgado de Instrucción 3 de Vera pusieron en el mercado «un atún con alta dosis de histamina», lo que supuso un «peligro para la salud de los consumidores», quienes sufrieron síntomas como «picor de garganta, dolor y sudor facial, náuseas y vómitos, cefaleas, eritema cutáneo y diarreas» por los que tuvieron que «recibir asistencia sanitaria».