ElPozo impulsa el programa de bienestar animal y bioseguridad «más ambicioso de España»

Instalaciones de ElPozo en Alhama. /LV
Instalaciones de ElPozo en Alhama. / LV

Abarca las tres especies con las que trabaja la compañía, porcino, vacuno y avícola, y extenderá su certificación a 4.500 explotaciones ganaderas en todo el país

EPMurcia

ElPozo Alimentación ha impulsado el protocolo de bienestar animal y bioseguridad «más ambicioso de España», un trabajo que se encuentra «en fase de implantación y que cuenta ya con una certificación», según avanzó Pedro Olivares, responsable veterinario de la compañía. Este protocolo se suma a los otros dos ya existentes de seguridad alimentaria y trazabilidad.

El protocolo de bienestar animal y bioseguridad es tan «ambicioso», explican desde la empresa, porque abarca tres especies, que son precisamente las que maneja ElPozo: porcino, vacuno y aves. «No hay ningún proyecto a escala nacional que abarque tantas especies», de ahí su exigencia y novedad. Así, según Olivares, el número de explotaciones ganaderas a las que harán extensiva la certificación asciende a 4.500 en todo el territorio nacional, 2.000 de ellas ubicadas en la Región. Además, este protocolo, en el que ElPozo lleva trabajando más de un año, «implica a los 200 proveedores ganaderos de todo el país y se ha ido mejorando en cada fase de su redacción, recogiendo las exigencias que el consumidor demanda».

El objetivo del documento, tal y como aseguró Olivares, es «tener unos parámetros de bienestar animal más exigentes que los que marca la ley, con el fin de que ElPozo lidere el sector». Hoy en día, «el consumidor está preocupado por los temas relacionados con el bienestar animal y exige no solo que la alimentación esté adaptada a sus necesidades, sino que el cuidado de los animales y sus instalaciones sea excelente. Cumplir con estas exigencias permite obtener un producto más seguro, saludable y de mayor calidad». El proyecto, además, implica a todas las fases del proceso productivo. Hay un control «más riguroso en la granja, durante el transporte de los animales y en el mismo centro de procesamiento, lo que otorga una mayor garantía del producto que finalmente llega al consumidor», según el portavoz de ElPozo. Otra de las novedades es el 'feedback' existente en todos los eslabones de la cadena, dado que ElPozo «mantiene un permanente contacto con los ganaderos y transportistas y les informa de las posibles anomalías» que se detecten «para buscar soluciones. Hay una valoración continua, lo que nos permite mantener el control de manera diaria», subrayó Olivares.

El objetivo es tener «unos parámetros más exigentes que los que marca la ley», según el responsable veterinario de la empresa

Auditorías

Lo que se pretende con el programa es llevar a cabo un control operativo con auditorías. «ElPozo dispone de un equipo de veterinarios especializados en bienestar animal que realizan auditorías sorpresa (no informadas) en las explotaciones ganaderas con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las medidas contempladas en el nuevo protocolo».

El objetivo es que «el cien por cien de los proveedores se encuentren auditados y certificados, buscando que sea un proyecto de certificación y compromiso y dé lugar a una mejora global en todos los eslabones que están implicados». El programa ha contado con el asesoramiento de un grupo de 30 científicos de «reconocido prestigio en Europa».

 

Fotos

Vídeos