El Ejecutivo se refuerza en el segundo escalón con cargos veteranos

El Ejecutivo se refuerza en el segundo escalón con cargos veteranos

López Miras recupera al exportavoz parlamentario del PP para la secretaría general de Agua, Agricultura y Medio Ambiente

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Toda la inexperiencia de la que, en un principio, pueda adolecer el Gobierno regional, en el que solos dos de los diez consejeros repiten, han intentado el PP y Ciudadanos corregirla en el segundo escalón inmediato de la estructura del poder ejecutivo autonómico.

El Consejo de Gobierno se reunió ayer por primera vez, nada más tomar posesión de sus cargos en el palacio de San Esteban, para establecer las líneas maestras de su gestión y aprobar el nombramiento de los secretarios generales de las consejerías, entre los que destacan pesos pesados de los dos partidos que conforman la coalición gubernamental, así como cargos con una dilatada experiencia en la administración pública. Ellos serán los que se encarguen de la gestión diaria de sus respectivos departamentos y constituyen piezas fundamentales para el buen funcionamiento de las Consejerías.

Entre los secretarios generales designados ayer sobresale Víctor Manuel Martínez, quien ejerció de portavoz del Grupo Parlamentario del PP en la Asamblea Regional en la pasada legislatura y había quedado fuera de la candidatura electoral del 26-M. El presidente López Miras lo recupera ahora como número dos de la importante Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, con el fin de aprovechar su destreza política en la defensa del Trasvase y la recuperación del Mar Menor, entre otros asuntos.

Entre los secretarios generales de las consejerías populares se encuentran también Yolanda Muñoz (Educación), Enrique Ujaldón (Fomento), Antonio Torrente (Salud) y María Pedro Reverte (Presidencia y Hacienda). Todos ellos conocen al detalle la Administración regional, ya que han ocupado altos cargos en ella en legislaturas anteriores en diversos departamentos. Destaca el caso de Reverte, quien lleva desempeñando cargos de responsabilidad en el Gobierno, casi de forma ininterrumpida, desde 1995, en el que incluso ha sido consejera de Hacienda y de Presidencia y portavoz del Ejecutivo.

También Ciudadanos ha aprovechado las secretarías generales de sus consejerías para situar a pesos pesados de su organización. Elena García Quiñones, secretaría de Programas y Áreas Sectoriales en la dirección regional del partido, ocupará la de Transparencia y Administración Pública, y Antonio Sánchez Lorente, técnico del grupo parlamentario la pasada legislatura, la de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social.