Educación cubrirá las bajas de los docentes «de forma inmediata»

Adela Martínez-Cachá. /Vicente Vicéns/ AGM
Adela Martínez-Cachá. / Vicente Vicéns/ AGM

El periodo de diez días de espera previo a la sustitución se suprime desde la próxima semana en aplicación de una ley nacional

LA VERDAD

Las bajas de los docentes de la enseñanza pública pasarán a ser cubiertas de forma inmediata desde la próxima semana, según informó ayer la Consejería de Educación, Juventud y Deportes. Se suprime así el periodo de diez días de espera previo a las sustituciones. «Hasta ahora, cuando un docente estaba de baja tenían que pasar diez días para que pudiera tramitarse la sustitución en un acto de adjudicación, que se llevan a cabo semanalmente. A partir de ahora, cuando se produzca la baja de un docente, Educación la cubrirá en el acto de adjudicación inmediatamente posterior», explicó la consejera Adela Martínez-Cachá.

El periodo de diez días de espera previo a las sustituciones del profesorado en los centros se implantó en todo el territorio nacional dentro de las medidas de sostenibilidad del gasto público promulgadas por el Real Decreto-ley 14/2012, y fue derogada recientemente por la Ley 4/2019, de 7 de marzo, de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria, dejando a criterio de las distintas Administraciones el modelo de cobertura de las ausencias de profesorado.

«Sin financiación»

La nueva ley también incorpora en su disposición adicional primera que la Administración General del Estado establecerá un marco de financiación suficiente y adecuado para hacerla efectiva. «Sin embargo, esta disposición no ha sido cumplida, pese a lo cual, el Gobierno regional, entendiendo que esta es una prioridad para los centros educativos y para el buen funcionamiento de la actividad lectiva en los mismos, asume esta medida», señaló la consejera.

De este modo se volverán a cubrir las bajas del personal docente del mismo modo en que se hacía antes del año 2012, desde que se tenga conocimiento de las mismas sin ningún lapso de demora.

Así, se vuelve a la situación anterior a la aplicación de los recortes, que en el ámbito educativo supusieron la no sustitución, hasta pasados al menos diez días, de los docentes de baja.