La fecha de la repesca de selectividad discrimina a los alumnos de la Región

Un grupo de alumnos murcianos realizan la EBAU en junio pasado. / J. C.
Un grupo de alumnos murcianos realizan la EBAU en junio pasado. / J. C.

La UMU pide que se adelante de septiembre a julio, al igual que en trece comunidades

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

El adelanto de la repesca de selectividad (ahora llamada EBAU) de septiembre a julio será, con toda probabilidad, una realidad el próximo año. El desfase en el calendario con respecto a la mayoría de las comunidades españolas -solo cuatro mantienen la recuperación del acceso a los estudios superiores en septiembre- y entre los institutos y las universidades ha terminado poniendo a los alumnos murcianos en situación de «desigualdad» con respecto a los de otras regiones, según denunció la Universidad de Murcia en un informe. El documento, así como la reclamación, desde hace años, de los directores de los institutos, han sido tomados en cuenta por la Consejería de Educación, que quiere enmendar el descuadre. Para ello, y solo si logra el consenso de la comunidad educativa, adelantará las recuperaciones de segundo de Bachillerato (paso previo necesario) desde el próximo año. El resto de cursos (Secundaria y primero de Bachillerato) se plantearán más adelante.

La Universidad de Murcia remitió hace unas semanas un informe a la Consejería de Educación detallando los perjuicios que el mantenimiento de la repesca de selectividad en septiembre ocasiona a los estudiantes murcianos, y pidiendo el adelanto. El documento llama la atención sobre el hecho de que este año ya solo cuatro comunidades españolas mantendrán las pruebas de recuperación en septiembre. Las trece restantes realizarán la primera convocatoria en los primeros días de junio, y los alumnos que suspendan tendrán su recuperación en julio. El desajuste de la Región supone un trastorno especialmente grave para los estudiantes murcianos que suspenden las pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en junio y tienen que ir a la repesca de septiembre. Esos alumnos, más de un millar habitualmente, se quedan sin opciones de pedir plaza en las trece comunidades que realizan la recuperación en julio porque ya han cerrado sus plazos de admisión. Ese desajuste genera, a juicio de la UMU, una situación de «desigualdad de nuestros estudiantes en septiembre, que no pueden acceder al resto de distritos universitarios que han cerrado sus procesos de matrícula antes de que obtengan en Murcia su nota».

Las fechas de la EBAU

En junio
La primera convocatoria de selectividad en la Región será los días 11, 12 y 13 de junio.
En septiembre
La repesca se celebrará también los días 11, 12 y 13 de septiembre.
Las calificaciones
Los estudiantes conocerán sus notas el 19 de junio (en el caso de la primera convocatoria) y el 19 de septiembre si tienen que hacer la repesca.

Los estudiantes que a pesar de ese desfase consiguen plaza en la universidad se encuentran con otro problema: se incorporan a las clases un mes y medio después de que se haya iniciado el curso, a mediados de octubre (la universidad empieza antes porque tampoco tiene la repesca en septiembre, la celebra en julio), de forma que pierden una cantidad considerable de clases y de prácticas. Esa pérdida supone reducir la posibilidad de los alumnos «de superarlas con facilidad y aprovecharlas con el rendimiento óptimo deseable», denuncia la UMU en su informe.

Un informe de la UMU denuncia que el calendario actual deja en «desigualdad» a los estudiantes murcianos

La reclamación de la Universidad, que se circunscribe al adelanto en segundo de Bachillerato, se suma a la de los directores de los institutos, que llevan varios años reclamando el adelanto de las repescas de Secundaria y Bachillerato. El presidente de la Asociación de Directivos de Centros Públicos de Secundaria de la Región, Raimundo de los Reyes, ya planteó hace tres años la conveniencia de acompasar el calendario con la Universidad y con la mayoría de comunidades españolas, que ya lo han hecho. En el caso de los institutos, reclaman que las recuperaciones se celebren en julio en todos los cursos, y no solo en segundo de Bachillerato.

En principio, y de cara al próximo curso, la Comunidad solo se ha planteado el cambio de forma inminente en segundo de Bachillerato. La consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, destacó ayer que «siempre hemos sido partidarios de adelantar los exámenes de recuperación de septiembre a junio para que ningún estudiante de la Región quede en desventaja. Los trabajos para poder aplicar esta modificación están muy avanzados, estamos preparando una propuesta para el próximo curso que consensuaremos con la comunidad educativa», concretó.

No pueden pedir plaza en las autonomías que ya la han adelantado porque la admisión está cerrada

En la Comunidad están valorando diferentes escenarios entre los que, «por la necesidad de adelantar la EBAU a la convocatoria de junio, cobra mayor fuerza adelantar el próximo curso segundo de Bachillerato, pero queremos que esta modificación sea consensuada y cuente con la aprobación de la comunidad educativa. Se trata de un cambio que conlleva una modificación en la normativa y que, de ser aprobado de forma mayoritaria, entrará en vigor el próximo curso».

En las trece comunidades que ya adelantaron la repesca a septiembre, la organización del calendario de selectividad es similar. La primera convocatoria se realiza en los primeros días de junio, y quienes suspenden tienen la posibilidad de recuperar en la primera semana de julio. Así, entre la convocatoria ordinaria y la repesca transcurren unos 25 días de media. Ese ajuste obligaría a terminar las evaluaciones de segundo de Bachillerato en mayo.

En los institutos de las comunidades que también han optado por el adelanto se inician antes las clases en septiembre para ir anticipando así todo el curso. Así, después de la primera quincena de julio, los institutos y universidades darían por cerrado el curso.

Más