Casi la mitad de los trabajadores cobra menos de 1.000 euros

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (c) y los titulares de Economía, Luis de Guindos (d) y Hacienda, Cristóbal Montoro./
El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (c) y los titulares de Economía, Luis de Guindos (d) y Hacienda, Cristóbal Montoro.

Durante los ocho años de crisis, el número de mileuristas ha repuntado un 17%, mientras que un tercio están en riesgo de pobreza, según Gestha

COLPISAmadrid

Una de las consecuencias laborales más impactantes que ha dejado la crisis en el mercado español atiende a la precarización de las condiciones económicas que sufren los trabajadores. Porque el sueldo medio de casi la mitad de quienes tienen empleo apenas llega a los 1.000 euros. En concreto, el 47% de los trabajadores españoles tenía en el año 2015 unas remuneraciones por debajo de ese límite que marca el denominado 'mileurismo'. Se trata de la proporción más alta desde que empezó la crisis económica, allá por 2008, según un informe elaborado por el sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) con motivo del Primero de Mayo.

El estudio también alerta de que, sin contar con otros ingresos familiares, casi seis millones de trabajadores (un 34,4% del total) podrían encontrarse en riesgo de pobreza, al percibir un sueldo por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Para este año, el SMI se encuentra fijado en los 707 euros al mes, después de que el Gobierno lo incrementara un 8% desde el pasado 1 de enero.

Según la información recopilada por Gestha, en los últimos ocho años ha aumentado el porcentaje de trabajadores que no llegan a 1.000 euros de salario, pasando de suponer el 39,9% del total en 2007 a ese máximo del 47% en 2015, año de la última estadística disponible. «La mejoría de la actividad económica y de los beneficios empresariales en 2014 y 2015 no se trasladó a los salarios más precarios», apuntan desde el sindicato fiscal.

Frente a esta realidad, en los dos últimos ejercicios el número de trabajadores con sueldos más altos ha aumentado hasta las 136.502 personas. Este colectivo ingresan lo mismo que los 5,7 millones de trabajadores con sueldos más bajos.