SEAT comenzará a revisar el sistema de los diésel este mes con el Exeo

Uno de los modelos Seat en ell Salón del Automóvil de Ginebra. /
Uno de los modelos Seat en ell Salón del Automóvil de Ginebra.

La firma presenta en el Salón de Ginebra su primer SUV, el Ateca, con un precio desde 20.000 euros

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El fabricante automovilístico SEAT iniciará los trabajos para modificar el sistema informático de los vehículos diésel afectados por la manipulación de los motores del Grupo Volkswagen a lo largo de este mes de marzo. Lo hará con un primer modelo, el Exeo, del que se prevé intervenir a unas 5.500 unidades. En los meses siguientes, la compañía llamará a revisión al resto de vehículos de la marca hasta completar los trabajos que, recuerdan desde la corporación, no suponen una merma en el rendimiento ni en el consumo de los vehículos.

La compañía ya ha comenzado la campaña de información a sus clientes, en la que les recomienda acudir al taller oficial correspondiente para que los técnicos apliquen los cambios del software necesarios para que el sistema no reconozca si el coche se encuentra en pruebas de laboratorio o en conducción real a la hora de determinar sobre los niveles de óxido de nitrógeno (Nox) que emite. Desde la empresa explican que no pueden obligar a los clientes a acuedir a los concesionarios, pero que es recomendable para que el coche cumpla con los estándares actuales o futuros que puedan establecerse por ley.

SEAT ha presentado esta mañana en el Salón del Automóvil de Ginebra su nueva apuesta para recuperar parte del mercado de Europa, según ha señalado el presidente de la compañía, Luca di Meo. Se trata del Ateca, el primer SUV (vehículo deportivo utilitario) de la firma en su historia. Lo hace en un momento en el que las ventas de este tipo de vehículos se encuentran en auge. Es un segmento que está creciendo y tiene un potencial del 25%%, ha indicado el presidente de SEAT durante el acto. Saldrá a la venta en verano, en primer lugar en España y Alemania. En el caso español, por unos 20.000 euros, sin incluir promociones o el Plan PIVE.

La filial española de Volkswagen quiere alcanzar cotas de mercado que vayan más allá del 1% de Francia o Italia, dos de los objetivos, ha afirmado Luca di Meo, en los que se asienta su estrategia de implantación. Son territorios donde ahora estamos arrinconados, ha apuntado. También quieren mejorar en España, donde la marca pretende alcanzar el 80% del mercado con este tercer pilar, junto al León y al Ibiza, frente al 50% actual. De hecho, SEAT lanzará otros tres nuevos modelos el próximo año en lo que su presidente considera una ofensiva comercial nunca antes vista.

El presidente de SEAT ha recordado que la matriz alemana tiene prevista una inversión de 3.300 millones de euros para los próximos años en su planta de Martorell (Barcelona). Así será independientemente de las ayudas oficiales a las que pueda acceder la empresa por parte de las instituciones públicas. En cualquier caso, Luca di Meo ha indicado que es una posibilidad que se está negociando y que ayudaría a realizar el proyecto. En la planta catalana se ha adjudicado el Audi A1, en sustitución del Audi Q3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos