Sabadell tampoco descarta ajustes en su red a partir del próximo año

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell./
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell.

El consejero delegado, Jaime Guardiola, anticipa que el banco "afrontará" los bajos tipos con medidas en las sucursales o la plantila dentro del plan estratégico que presentarán a inicios de 2017

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Banco Sabadell ha anticipado lo que otras entidades financieras ya están realizando en los últimos meses: reestructuración de su red de oficinas, e indirectamente de su plantilla, para afrontar la etapa de bajos tipos de interés a la que se enfrenta todo el sector en la zona euro. El consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, ha afirmado que se enfrentan "a un nuevo plan estratégico que se realizará en un contexto de presión de tipos bajos con una duración relativamente larga". Y dentro de esas previsiones, Sabadell "hará un esfuerzo para ver cómo podemos afrontar la mejora de la productividad" en sus oficinas.

Para elo, Guardiola ha anticipado que será a principios del próximo año, cuando presenten ese plan estratégico, cuando se podrán conocer noticias al respecto. "Cuando tengamos que anunciar algun tipo de noticia será dentro del plan estrategico que estamos diseñando", ha apuntado.

Sobre ese plan estratégico, Guardiola ha anticipado que "va a haber una apuesta por el uso de las nuevas tecnologías" sobre el fomento de las oficinas físicas. "Pero no todo es blanco o negro", ha matizado. El sistema actual, con Internet como gran protagonista en buena parte de la operativa diaria "nos obliga a replantearnos el modelo de distribución", ha reconocido.

La entidad prevé cerrar este ejercicio 2016 con un beneficio "algo por debajo" de los 800 millones de euros, en comparación con 708,4 millones que registró en 2015 por el impulso de la adquisición del banco británico TSB.

De enero a junio, la entidad presidida por Josep Oliu ha obtenido un beneficio neto de 425,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 20,7%, si bien el beneficio neto se sitúa en los 279,6 millones, un 20,6% menos, sin tener en cuenta TSB.

Guardiola ha comentado que el entorno está marcado por la presión de los tipos de interés, pero también por, en el caso de la entidad, la caída de la morosidad, cuyo ratio se sitúa en el 6,83% (8,53% sin TSB).

Sobre si el banco responderá al llamamiento que el Banco Central Europeo (BCE) ha hecho a las entidades de subir las comisiones para aumentar sus ingresos, ha manifestado haber recibido "con entusiasmo" esta recomendación, y ha augurado un incremento de las comisiones en la banca española en respuesta a los bajos tipos de interés. "Vamos a ver una cierta decantación al incremento de comisiones para compensar este efecto tan duro que tiene la estructura de los tipos de interés", ha comentado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos