Los bancos aseguran que su solvencia es indispensable para crecer

José María Roldán. /
José María Roldán.

Sin una banca solvente no hay economía próspera, asegura el presidente de la patronal bancaria

AMPARO ESTRADAMadrid

El nuevo presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha aprovechado su primera intervención pública para asegurar que los bancos españoles "están en disposición de apoyar y apuntalar el proceso de recuperación económica". Hasta cuatro veces repitió esta idea durante su discurso. Un mensaje que no se corresponde con la idea generalizada en la sociedad, especialmente entre autónomos y pequeñas empresas, que en todas las encuestas manifiestan las dificultades para obtener financiación bancaria para su actividad.

En la AEB no desconocen esa situación y el segundo mensaje que ha recalcado Roldán ha sido que sólo le irá bien a la economía y, por tanto, a la sociedad si al sector bancario le va bien. "No hay economía próspera que no tenga una banca solvente y rentable", ha afirmado.

En este sentido, el nuevo representante de los bancos ha señalado que el futuro no va a ser un "camino de rosas" para el sector porque los bajos tipos de interés -que van a continuar- constriñen el margen de intereses de los bancos, es decir, sus ingresos y su principal vía para lograr beneficios. Durante su participación en el V Encuentro Financiero Expansión-KPMG, ha dicho que ese entorno de bajos tipos "complica sobremanera" la obtención de un margen de intereses a los bancos, aunque ha admitido que son beneficiosos para el consumo y la inversión. Por eso, según ha explicado, la banca está en disposición de dar crédito a la "demanda solvente" y ha precisado que los bancos tienen que ser prudentes porque manejan el dinero de sus depositantes.

"Esta crisis tan profunda ha dejado heridas en el tejido económico", ha reconocido el presidente de la patronal bancaria, que ha reclamado "reformas estructurales" al Gobierno que sirvan para reducir el desempleo y la deuda pública.