La cosecha de almendra crecerá este año un 25% en Murcia

Selección de almendras en la cooperativa totanera Coato./
Selección de almendras en la cooperativa totanera Coato.

El aforo previsto para las 72.000 hectáreas de la Región ascenderá a 5.850 toneladas de pepitas

JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

La campaña de almendra tendrá en el campo murciano un aforo de 5.850 toneladas de pepitas, un 25% más que en la anterior, de acuerdo con las primeras estimaciones efectuadas por la Mesa Nacional de Frutos Secos. Se trata de un incremento similar al que experimentará el conjunto de zonas productoras del país, que sumarán una cosecha total de 57.753 toneladas, un 26% más.

Pese al aumento previsto para Murcia, su producción será similar al promedio de los últimos cinco años; en concreto, un 4,3% menos. En España, en cambio, supondrá un 'estirón' de nada menos que el 30% con respecto a dicha media quinquenal.

Ello se debe a los buenos resultados que se prevén para Aragón, con 16.859 toneladas, un 9,5% más que en 2016; Andalucía, con 16.525 toneladas (+57,3%); Comunidad Valenciana, con 6.550 toneladas (+48,8%); Castilla-La Mancha, con 5.055 (+7%), y Cataluña, con 4.579 (+26%). Solo para Baleares se pronostica una merma de cosecha, del 18,5%, que se traducirá en 1.100 toneladas de pepitas. La Rioja y Navarra, por su parte, aportarán 500 y 235 toneladas, respectivamente. El resto de zonas sumarán otras 500 toneladas.

La Mesa Nacional de Frutos Secos justifica los incrementos de producción en la ampliación de la superficie de almendros en las principales regiones productoras. Por ejemplo, empresas turroneras están adquiriendo terrenos en la Región para garantizarse el suministro para las denominaciones Xixona y Alicante. Para tales turrones solo pueden emplearse como materia prima almendras de la costa mediterránea. A ello se ha unido la multinacional Borges, que pretende plantar 120.000 árboles cada año en fincas murcianas y alicantinas hasta 2021.

El precio medio de la hectárea de almendros se sitúa en 8.917 euros en el secano murciano (14.730 euros el valor máximo, 4.462 euros el mínimo), de acuerdo con la última encuesta difundida por la Consejería de Agricultura. Si son almendros de regadío, la cotización asciende hasta los 15.656 euros (20.689 euros es el precio máximo y 12.260 euros el mínimo), pero son pocas las plantaciones disponibles (6.288 hectáreas), a diferencia de Alicante, donde la mayor parte de los almendros se encuentran en zonas regables; sobre todo, en el Campo de Elche. Otra opción es la de comprar tierras de secano para plantar. En este caso, la cotización media en Murcia es de 4.616 euros la hectárea (6.540 euros el precio máximo y 3.025 euros el mínimo).

La Mesa Nacional de Frutos Secos advierte de que la meteorología que han sufrido las zonas productoras desde mediados de febrero -escasez de lluvias y algunas heladas de importancia- podría ocasionar un descenso de las estimaciones de aforo. Sin embargo, dicha entidad (formada por Coag, UPA, Asaja, Cooperativas Agroalimentarias de España y la patronal Aeofruse) asegura que la calidad y el tamaño de las almendras serán altos. En todo caso, la producción definitiva dependerá de las precipitaciones o incidencias climáticas que se registren durante la presente primavera.

Más de 8.100 fincas

El almendro es el cultivo más extenso de la Región y el que más crece en el secano, pese a las sequías y el fin de las ayudas europeas. Abarca 72.143 hectáreas, un 13% más respecto a 2014, lo que supone unos 20 millones de árboles. Tal superficie está repartida entre 8.118 fincas. La extensión media de las parcelas oscila entre siete y nueve hectáreas. Las tareas de recolección dan trabajo a una media de 3.450 jornaleros.

El problema es que las plantaciones se concentran en secanos con suelos pobres, lo que hace que el rendimiento murciano sea de unos 150 kilos por hectárea, con variedades de floración temprana muy expuestas a las heladas y una polinización deficiente (los apicultores resultan esenciales). Además, la aportación de fertilizantes y la realización de tratamientos fitosanitarios suelen estar condicionados a la producción anual prevista y al precio del mercado.

Cultivo familiar

En muchos casos, los propietarios de almendros son familias que heredaron las plantaciones y las mantienen por inercia. El cultivo del almendro es uno de los más fáciles de sostener si llueve lo suficiente. Más aún si se es cooperativista. En el caso de Murcia, al menos 24.000 hectáreas se encuentran en manos de los socios de Coato (Totana), Frusemur y Cobuco (en Bullas), Almendras del Sureste (Murcia), Almendras Murcianas (Fuente Álamo), Agra (Calasparra), Yefrut (Mula), Frutas Caravaca y La Vega de Pliego.

Aparte de las cooperativas de productores, hay 66 empresas en la Región que están relacionadas con el manipulado y envasado de frutos secos, según la Consejería de Agricultura; 26 de ellas se dedican a la comercialización de aperitivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos