El BCE, dispuesto a actuar «si fuera necesario» ante los efectos del 'brexit' en la economía

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo./
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo.

Mario Draghi deja los tipos en el 0% y pide tiempo para analizar las repercusiones de la salida de Reino Unido de la UE antes de intervenir con más estímulos

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha querido dejar claro que la institución intervendrá en la economía de la zona euro si observa problemas en el crecimiento tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea. "Si fuera necesario para cumplir el objetivo de inflación, el BCE utilizará todos los instrumentos disponibles en su mandato, y tenemos capacidad para hacerlo", ha anticipado durante su comparecencia tras le consejo de gobierno del BCE.

En cualquier caso, Mario Draghi ha pedido tiempo para analizar la evolución de la economía. "No podemos dar todavía demasiada información porque tenemos que evaluar las consecuencias durante un periodo más prolongado", ha afirmado. El presidente del BCE ha indicado que "en los próximos meses", cuando el organismo disponga d emás datos "podremos reevaluar las condiciones macroeconómicas" y, en su caso, actuar.

Lo que menos le interesa ahora mismo al BCE es que la economía de la zona euro se vea perjudicada en su crecimiento por los efectos del 'brexit'. Por ello, ha mantenido los tipos de interés en el 0%; y por esa razon está dispuesto a sacar aún más munición monetaria para evitar la ralentización.

Ante el problema específico por el que está pasando la banca italiana y, en parte, la portuguesa, el persidente del BCE ha indicado que se trata de un asunto "complejo que hay que debatir". Aunque no se ha mostrado partidario de relajar las condiciones de rescates impuestas en la normativa europea "porque ya tienen flexibilidad suficiente para hacer frente a situaciones excepcionales". En cualquier caso, ha derivado a la Comisión Europea la responabilidad de tomar cualquier medida en este asunto.

Misma política al 0%

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%, según informó en una nota.

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 0,00%, el 0,25% y el -0,40% respectivamente.

"El Consejo de Gobierno sigue esperando que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de nuestras compras netas de activos", reza el comunicado.

La decisión de no actuar se corresponde con la del Banco de Inglaterra (BoE), que no flexibilizó su política monetaria en su reunión del pasado jueves a pesar de que las expectativas apuntaban a una rebaja del precio del dinero en respuesta al resultado favorable al 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio.

La inactividad del supervisor bancario también se corresponde con las previsiones de los analistas consultados por Europa Press, que esperan que el presidente de la entidad, Mario Dragui, trate de tranquilizar a los mercados en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del organismo.

El actual escenario económico está alterado por la inestabilidad del 'Brexit', cuyo impacto negativo sobre la actividad de la eurozona en los próximos tres años se sitúa entre el 0,3% y el 0,5%, según las previsiones del BCE.

Rentabilidad de los bonos

Además, la volatilidad derivada del referéndum británico ha provocado que la rentabilidad del bono alemán con vencimiento a diez años ronde el 0%, mientras que el interés de sus homólogos español e italiano se sitúa en el 1,12% y 1,24%, respectivamente, cerca de sus mínimos históricos.

"Aunque el escenario es complejo, el BCE tiene margen para no actuar, mientras Draghi intenta tranquilizar a los mercados mediante su discurso, salvaguardando sus escasas herramientas ante un escenario global en el que los desafíos no se agotan", ha comentado al respecto el responsable del departamento de Intermoney, Francisco Vidal.

Por su parte, el jefe del departamento de análisis de renta fija del banco heleno Julius Baer, Markus Allenspach, explica que la institución pretende conocer el devenir de los test de estrés de la EBA y obtener más información sobre el impacto del 'Brexit' antes de establecer nuevas medidas.

La tasa interanual de inflación de la zona euro se situó en junio en el 0,1%, frente al -0,1% del mes anterior, mientras que el crecimiento del PIB de la eurozona en el primer trimestre de 2016 fue del 0,6%, dos décimas por encima del dato de los tres meses anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos