El riesgo de pobreza amenaza al 22% de la población a pesar de la recuperación

El riesgo de pobreza amenaza al 22% de la población a pesar de la recuperación

El porcentaje de españoles por debajo del umbral de la pobreza sube una décima en 2014 mientras que los ingresos medios de los hogares también cayeron un 0,2% hasta los 26.092 euros

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El avance de los datos macroeconómicos de España no ha permitido mejorar la situación por la que atraviesan miles de ciudadanos que todavía están pagando las consecuencias de la crisis: el 22,1% de los hogares se encontraba en riesgo de pobreza en el año 2014, lo que supone un descenso mínimo de 0,1 puntos con respecto al anterior, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE 2015, elaborada con datos del ejercicio previo. Uno de cada cinco familias siguen viviendo bajo el yugo de la desigualdad, lo que supone una de las cifras más elevadas de los últimos años, solo superada por la de 2013 (22,2%), y muy lejos de las de hace seis años, cuando se encontraba en el entorno del 20%.

Los niños siguen siendo el colectivo más vulnerable ante esta situación de pobreza relativa, medida por esta estadística, en la que se indica que un 28,8% de los menores de 16 años se encuentran en riesgo de pobreza. Supone 1,3 puntos menos que el máximo marcado en el ejercicio anterior, cuando superó el 30%. Sin embargo, el grupo de españoles que se había visto menos perjudicado por los estragos de la crisis, el de los jubilados, comienza a dar síntomas de debilidad económica: un 12,3% de los mayores de 65 años se encuentran en riesgo de pobreza, lo que supone casi un punto más que en el año anterior, después de haber conseguido reducir esa tasa hasta el 11,4% gracias al sostenimiento de las pensiones y su labor redistribuidora de rentas al resto de la familia que pasaba por penurias económicas.

Este riesgo económico afecta especialmente a los parados (un 44,8% de este colectivo se encuentra en riesgo de pobreza), frente a los ocupados (un 14,8%). Además, la desigualdad se ceba especialmente con los extranjeros procedentes de otros países ajenos a la Unión Europea (55,3%) frente a los españoles, cuya tasa de pobreza se encuentra en el 18,8%, casi cuatro puntos por debajo de la media de todo el país.

El 40,6% no puede ir de vacaciones

Por comunidades autónomas, Navarra (9,6%), País Vasco (10,9%) y Cataluña (13,9%) son los territorios en los que su tasa de desigualdad es la inferior de toda España, frente a los datos ofrecidos por Andalucía (35,7%), Murcia (31,8%) y Extremadura (29%). Por encima de la media (22,1%) se mantienen Comunidad Valenciana (25,3%), Canarias (28,5%) y Castilla-La Mancha (28,5%). Por debajo, Baleares (21,7%), Galicia (19,4%), Castilla y León (18,3%), La Rioja (17,1%), Madrid (15,1%), Cantabria (14,9%) y Aragón (14,4%).

La encuesta anual del INE sobre la situación económica de los hogares también muestra que apenas notan la recuperación estructural del país. De hecho, el ingreso medio por familia se situó en 2014 en los 26.092 euros, un 0,2% menos que en el año anterior. Si sólo se tiene en cuenta el ingreso medio por persona, alcanzó los 10.419 euros, un 0,3% más que en 2013. Esta diferencia entre la evolución de ingreso por hogar, que disminuye, y el de por persona, que aumenta, se explica por la reducción en el tamaño medio de cada tipo de familia.

El 9,4% de las familias siguen reconociendo que tienen retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, frente a un 10,2% que lo aceptaban el año anterior. Por su parte, un 13,7% de los españoles dicen tener mucha dificultad para llegar a fin de mes (16,1% en 2013); un 39,4% insiste en que no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (frente al 42,4% previo); y un 40,6% no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, casi cinco puntos menos que en 2013.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos