La Verdad

Cameron dice que Reino Unido no pagará los 2.000 millones que exige la UE

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron.
El primer ministro de Reino Unido, David Cameron. / Efe
  • Considera "frustrante" la petición de nuevos fondos para cuadrar el presupuesto comunitario de 2014

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que no pagará en diciembre los más de 2.000 millones de euros que exige la Unión Europea al Reino Unido ante la mejora de su economía y para que se ajuste así al presupuesto comunitario.

"Hay ajustes todos los años, a veces pagas un poco más y otras, menos. Pero nunca se ha dado el caso de que haya que pagar una cuenta de 2.000 millones de euros", ha dicho Cameron en una rueda de prensa tras participar en una cumbre de líderes de la UE. "No es aceptable, no voy a pagar esa cuenta el 1 de diciembre, eso no va a pasar", ha agregado el jefe del Gobierno británico, quien ha indicado además que habrá una reunión extraordinaria de los ministros comunitarios de Finanzas para abordar este asunto "de emergencia".

Enfado de Cameron

Cameron ha señalado que en esta cumbre ha habido "importantes éxitos pero también algunas profundas frustraciones y también, francamente, bastante enfado por cómo hemos sido tratados".

El líder británico ha considerado positiva la aportación para luchar contra el ébola que los países se han comprometido a aumentar hasta los más de 1.000 millones de euros, y también el pacto por el clima hasta 2030.

En cambio, ha considerado "frustrante" que esa petición de nuevos fondos para cuadrar el presupuesto comunitario de 2014 le llegue a su país, porque "el crecimiento del Reino Unido en el último año muestra una fuerte recuperación económica". "Eso es muy positivo, pero tenemos que ser francos, hay amenazas a la economía británica por el lento crecimiento en Europa y desafíos en otras partes del mundo", ha comentado. Por ello, ha considerado "muy importante" animar a otros países a hacer las reformas estructurales "que nosotros hemos hecho", para asegurarnos de que cumplen los objetivos de reducción de déficit.

Cameron ha ido más lejos y ha declarado su "enfado" por "la cuenta completamente injustificada y producida repentinamente" de 2.125 millones de euros que el Reino Unido debería abonar para el próximo 1 de diciembre, que ha calificado de "completamente inaceptable". "Es una manera completamente inaceptable de trabajar de esta organización, que de pronto presente una cuenta como esta con una cantidad tan vasta de dinero con tan poco tiempo para pagarla", ha señalado. Ha añadido que "es una manera inaceptable de tratar a uno de los mayores contribuyentes a la UE".

Cameron ha indicado que esta mañana interrumpió la reunión del Consejo Europeo, centrada en la economía, para discutir "urgentemente" este asunto, una iniciativa que aseguró que contó con el apoyo de Italia, Holanda, Malta y Grecia, entre otros países que también tendrán que aportar fondos al presupuesto de este año.

Dijo que, de acuerdo con la Comisión Europea, este montante es una "estimación, no una cifra final", por lo que "queremos asegurarnos de que la Comisión, los expertos, empiecen a responder preguntas sobre cómo concluyeron estas cifras".