«Fue duro dejar mi puesto en Hacienda, pero tenía clara cuál era mi vocación»

«Fue duro dejar mi puesto en Hacienda, pero tenía clara cuál era mi vocación»

Diego Vera Fernández dejó su trabajo para dedicar toda una vida a su vocación, el periodismo

MINERVA PIÑERO

«Siempre trato de ser honesto en todo lo que hago» asegura Diego Vera Fernández (Murcia, 1948), periodista, geógrafo, historiador y licenciado en Derecho. De joven, guardaba los periódicos en los que aparecían sus primeras inquietudes publicadas, en la sección de cartas al director. Recuerda, además, la pasión que su padre sentía por los toros; un mundo sobre el que empezó a escribir con 17 años, en el diario 'Línea'. Después de ejercer como periodista durante cincuenta años; de haber trabajado en televisión, prensa y radio, ha sido nombrado pregonero de los festejos taurinos de la Feria de San Roque de Blanca. Hoy, a las 22 horas, pronunciará su discurso, en la Plaza de la Iglesia de la localidad.

-¿Le apoyaron cuando decidió cambiar su trabajo en Hacienda, a principios de los años setenta, por el periodismo?

-Fue duro dejar aquel trabajo porque lo conseguí tras unas oposiciones a nivel nacional. Tras seis meses destinado en la Delegación de Córdoba, en el Cuerpo de Contadores del Estado, conseguí una plaza en Murcia, pero tenía claro que desde el primer momento el periodismo era lo mío. Mi familia siempre me apoyó en esa decisión.

-¿Qué impresión tiene de las actuales facultades de comunicación?

-Hay un dicho en el planeta taurino: se aprende a torear, no a ser torero. En el periodismo podría decirse, en mi opinión, lo mismo. Se nace periodista; las facultades, a las que les tengo el máximo respeto, facilitan una formación, ofrecen unas herramientas y un vocabulario que, luego, cada uno utilizará con su propia caligrafía y con su sello personal. En mi caso, estudié en la Universidad Complutense de Madrid.

-¿Cree que el periodismo ha avanzado hacia un lugar mejor o peor, después de dedicarse cinco décadas a esta profesión?

-Una carrera tan dilatada en el periodismo, como es la mía, te permite, cómo no, establecer comparaciones. Y las mías me dicen que me gustaba más el periodismo que se hacía antes; era más cercano, más romántico y más vocacional, posiblemente. El de ahora es otra cosa. No me atrevería a decir cuál es mejor, si el de antes o el de ahora. Son distintos, como también es distinta la concepción de la vida que el ser humano tiene en cada momento de su historia.

-¿Qué le gustaría que cambiase?

-Quizá que se pudiera ganar en objetividad, en ser siempre fieles y leales al servicio de los ciudadanos y a la verdad de la noticia, sin servidumbres, sin peajes, sin condicionantes. Habría que dejarse también los apasionamientos... Según el medio que la difunda, supongo que muchos espectadores y lectores se quedarán perplejos al observar el distinto tratamiento que puede tener una misma noticia.

-¿Dónde le pueden encontrar ahora los lectores?

-Sigo trabajando en la sección periodística de tribunales para la agencia EFE. No sé hacer ninguna otra cosa que no sea el periodismo... Me gusta enormemente la crónica de tribunales porque empecé mi actividad profesional con ella, cuando no era más que un joven vocacional que quería dedicarse a la información. Como también me gusta la crónica taurina. Más que un crítico taurino, considero que soy un periodista que escribe de toros.

-¿Aconsejaría a los jóvenes que se dedicasen a esta profesión?

-Les recomendaría que, si esa es su vocación, que se dediquen al periodismo. Siempre que me lo preguntan, así lo digo. Reconozco el desempleo que hay en esta profesión, pero es tan hermosa...

-¿Cómo cree que ha afectado la llegada de internet?

-Ha sido un avance importantísimo. No puedo negar las muchas posibilidades que ofrece, porque recuerdo las penurias y falta de medios que padecía el periodismo que yo conocí en mis comienzos, pero, qué quiere que le diga, el periodismo de entonces tenía tanto de emoción y sentimiento...

-¿Qué actividades acogerá la Feria de San Roque?

-Se celebrará el tradicional encierro de los novillos de la feria, declarado de Interés Turístico Regional, el 11 de agosto, que este año se desdoblará en dos partes. Le seguirán las tres novilladas picadas, los días 12, 13 y 15, en dos de las cuales la empresa organizadora, Toros El Redondel, ha tenido el acierto de incluir a un espada murciano: José Manuel y Fran Ferrer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos