Duras penas a una banda por llevar 4.000 kilos de hachís en un 'narcoyate'

El 'narcoyate', con base en el puerto de Mazarrón, ocultaba más de 4.000 kilos de hachís. / g. civil
El 'narcoyate', con base en el puerto de Mazarrón, ocultaba más de 4.000 kilos de hachís. / g. civil

La organización usaba la Región como base para transportar grandes alijos de cannabis hasta Libia y Egipto

Alicia Negre
ALICIA NEGRE

Utilizaban la Región como base para hacer llegar el hachís a Libia. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha impuesto recientemente penas que suman más de 66 años de prisión a los ocho miembros de una organización, asentada en la Región, que fue sorprendida cuando trasladaba más de 4.000 kilos de hachís. El tribunal obliga, además, a los procesados a abonar hasta 200 millones de euros en multas.

Fue una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria la que dio al traste con los planes de esta banda en septiembre de 2016. La intervención del 'narcoyate' se produjo, tras una ardua investigación, a cien millas de la costa argelina y la embarcación fue inspeccionada, palmo a palmo, en el puerto de Cartagena. En su interior se ocultaban hasta 150 fardos con un peso de 4.040 kilos. La Audiencia Nacional explica, en su resolución, que la pureza de la sustancia era del 14,5%, por lo que el valor del alijo superaría los 23 millones de euros.

Con antecedentes

La embarcación, equipada con dos motores de 500 caballos, estaba a nombre de una empresa pantalla de Santomera. Esta fue constituida por un vecino de la pedanía santomerana de La Matanza -junto a otro individuo que ha sido declarado en rebeldía- con la intención de transportar hachís de Argelia a Libia, según dicta la sentencia. A este cabecilla de la banda, que ya fue condenado anteriormente por tráfico de drogas, se le ha impuesto una pena de 16 años de cárcel y una multa de 50 millones de euros.

El barco, con dos motores de gran potencia, estaba a nombre de una empresa pantalla de Santomera

Tras ser adquirido en Barcelona, el 'narcoyate' fue alojado en Puerto de Mazarrón, de donde partió el 5 de septiembre de 2016 con la intención de recoger un gran alijo de hachís en costas argelinas. Días después, el barco fue abordado en aguas internacionales y los agentes encontraron tantos fardos de hachís en la cubierta del yate que estos impedían cerrar las puertas. Los tres tripulantes del barco resultaron detenidos en una operación que, en las horas posteriores, sumó otros cinco arrestados.

Los investigadores registraron la vivienda del cabecilla, en la pedanía santomerana de La Matanza, y hallaron 6.125 euros en efectivo, además de varios revólveres con el número de identificación borrado y numerosa documentación relacionada con el negocio. El procesado no contaba con licencia para esas armas, por lo que también ha sido condenado por un delito de tenencia ilícita de armas. Esta misma red contaba con ramificaciones en Melilla, Lorca, Málaga, Algeciras y Alicante.

 

Fotos

Vídeos