Doscientos agentes controlarán el uso del cinturón en los niños

Despliegue ayer de la Guardia Civil en el arranque de la campaña especial. / javier carrión / agm
Despliegue ayer de la Guardia Civil en el arranque de la campaña especial. / javier carrión / agm

Casi 2.750 denuncias se han impuesto en lo que va de año por no utilizar los sistemas de retención obligatorios

EFEMURCIA

La Jefatura Provincial de Tráfico desarrolla desde ayer, y hasta el próximo domingo, una campaña de control de uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. En este dispositivo especial intervendrán unos 200 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que está previsto que controlen alrededor de 20.000 vehículos.

Durante lo que va de año, en la Región de Murcia han fallecido 25 personas en vías interurbanas. De ellas, veinte eran conductores, dos eran usuarios de los vehículos siniestrados y tres eran peatones. De ellos, trece estaban obligados a utilizar cinturón de seguridad, pero cinco no hacían uso del mismo, de la misma forma que nueve estaban obligados a utilizar casco de protección, detalló ayer la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez.

Por lo que respecta a las vías urbanas, en ellas han fallecido cinco personas este año, de las que cuatro eran conductores de motocicleta y uno era peatón, por lo que en ningún caso estaban obligados a utilizar cinturón de seguridad.

A partir de 80 km/h, un choque frontal suele acabar con la muerte del implicado o con heridas muy graves

Durante el periodo indicado de 2019 -hasta el 23 de septiembre, que es la fecha hasta la que alcanza esta estadística-, han sido denunciadas 2.668 personas por no utilizar el cinturón de seguridad o los sistemas de retención infantil adecuados (14%), con un total de 2.743 denuncias interpuestas, ya que en algunos casos se han expedido más de una multa por vehículos, y se les ha detraído un total de 8.229 puntos de los carnés de conducir.

El delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez, afirmó ayer, durante la presentación de esta campaña especial de tráfico, que está constatado que a 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad suele llevar fatalmente aparejado el resultado de muerte o el de sufrir lesiones muy graves. Una evidencia de que el cinturón salva vidas.