Alberto Castillo, de Ciudadanos, preside la Asamblea y Vox entra en la Mesa

Francisco José Carrera, Miguel Ángel Miralles, Alberto Castillo, Gloria Alarcón y Emilio Ivars, nuevos miembros de la Mesa de la Asamblea. / Guillermo Carrión / AGM

Completan el órgano del Parlamento autónomo Miguel Ángel Miralles (PP), vicepresidente primero; Gloria Alarcón (PSOE), vicepresidenta segunda; Francisco José Carrera (Vox), secretario primero, y Emilio Ivars (PSOE), secretario segundo

María García Clemente
MARÍA GARCÍA CLEMENTE

Alberto Castillo, diputado de Ciudadanos, se convirtió este martes en el presidente de la X Legislatura en la Asamblea Regional de Murcia al obtener el apoyo de los diputados de su grupo y de los del Partido Popular. El experiodista radiofónico, de 63 años de edad, logró así ser el primer candidato que rompe con el bipartidismo al frente del Parlamento autónomo, que hasta ahora siempre había tenido un presidente del PP o el PSOE. Pero también fue el primero que necesitó de una segunda votación para ser elegido. En ninguna de las diez legislaturas se había tenido que repetir la elección de presidente, que requiere de mayoría absoluta de 23 diputados. Al no recibir las papeletas de Vox, que votó en blanco, fue necesaria una segunda ronda, esta vez entre los dos candidatos más votados: el propio Castillo y Alfonso Martínez Baños, la opción del PSOE, que decidió presentar su propio candidato al no haber logrado un acuerdo con Ciudadanos.

La formación de ultraderecha también recibió los apoyos del PP para colocar a uno de sus diputados, Francisco José Carrera, como uno de los dos secretarios de la Mesa del Parlamento autónomo. En este caso fue Ciudadanos quien se abstuvo de votar al partido liderado por Santiago Abascal. Completaron la Mesa los parlamentarios Miguel Ángel Miralles, del PP, y Gloria Alarcón, del PSOE, como vicepresidentes; y el socialista Emilio Ivars como secretario segundo.

La composición de la Asamblea Regional hará imprescindible alcanzar pactos para sacar las proposiciones adelante, cuestión que estuvo muy presente en el discurso de Alberto Castillo. Tomando como ejemplo a seguir la Transición, el presidente de la Cámara recordó que son tiempos «en los que habrá que trabajar por el consenso. Estamos preparados todos, y sé que lo vamos a lograr. Pido confianza a la sociedad en nuestra determinación por el cambio y les invito a lograr una Región mejor». Además, recalcó la necesidad de trabajar «sin escatimar el esfuerzo» por la Región de Murcia, porque «nuestra Comunidad necesita cambios importantes».

Castillo se comprometió a facilitar el diálogo de una «Cámara multicolor que es fiel reflejo del pluralismo de la sociedad murciana. Va a ser una legislatura histórica, porque es la que tiene mayor número de partidos políticos aquí representados».

Vox y Podemos se saltan la fórmula de juramento de la Asamblea

El nuevo reglamento de la Asamblea Regional dejaba clara la fórmula para jurar el cargo de diputado. Los parlamentarios debían repetir la frase «Juro (o prometo) acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, y ejercer el cargo de diputado con arreglo a las disposiciones del Reglamento y en defensa de los intereses de esta Comunidad Autónoma». Sin embargo, los dos diputados de Podemos y los cuatro de Vox quisieron enlazar un añadido en esta frase. María Giménez y Óscar Urralburu, de la formación morada, sumaron al final la frase «por los derechos humanos, la democracia y la defensa de los intereses» de la Región; mientras que los de la formación de ultraderecha añadieron al final «y de España».