«Hay que dignificar el turno de oficio y debería empezar por una remuneración justa»

Amparo Muñoz. /Nacho García / AGM
Amparo Muñoz. / Nacho García / AGM

Amparo Muñoz, candidata a decana del Colegio de Abogados de Murcia destaca que en Murcia no ha habido ninguna decana y «nos queda romper ese techo de cristal que sí se ha roto en otros colegios»

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

El Colegio de Abogados de Murcia ya se encuentra sumido en las elecciones que se celebrarán el próximo sábado 22 de diciembre para elegir a sus representantes. La abogada Amparo Muñoz, especializada en mercantil y civil y administradora concursal, encabeza una lista -www.tucolegiotusderechos.com- que promete un organismo «más plural, participativo y transparente». Aspira a convertirse en la primera mujer en representar al gremio en la Región.

-¿Qué cambios cree que habría que introducir en el Colegio?

-Realmente tenemos que llevar a este colegio a ser un verdadero colegio del siglo XXI, en cuanto a tecnología, a participación, a integración de todos los abogados y abogadas y sobre todo a su neutralidad. Hay que llamar a la participación, no solo en la vida colegial, sino también en aquellas tareas que son claves, como la formación. Es muy importante tener acceso a una formación de calidad y a unos precios que sean asequibles para todo el mundo. Es importante, además, que esa formación, a través de las nuevas tecnologías, llegue a todos los colegiados. No hay que olvidar que el Colegio de Abogados de Murcia tiene bajo su dependencia distintos partidos judiciales, como Yecla o Caravaca, que son los más alejados. También a ese colectivo tiene que llegar la formación vía telemática.

«El Colegio no puede contaminarse de ningún tipo de ideología», remarca esta letrada

-Arrecian las protestas por la situación del turno de oficio.

-Es crucial también dignificar la profesión. Tenemos un alto número de abogados que están inscritos en el turno de oficio. Parece que en los últimos años ser abogado del turno de oficio ha bajado de nivel o de categoría, no solamente frente a los clientes, sino también frente al Ministerio de Justicia y otros organismos. Se tiene que dignificar el turno de oficio. Tenemos que empezar por que la remuneración sea justa. No nos vale, como se ha hecho, un mero incremento simbólico de ese baremo. Y, además, se tiene que pagar puntualmente porque hay un número muy importante de compañeros y compañeras que dependen de esos ingresos en un 80% o 90%. El Colegio también debe ser neutral, ajeno a toda ideología política.

-¿Consideran que hasta ahora el Colegio no ha sido del todo neutral?

-No quiero decir que no haya sido del todo neutral, sino que hay que dar pasos. Hay que hacer que participen en la junta personas de muchas tendencias. Esas ideologías se deben quedar en el fuero interno. No quiero decir que no lo haya sido, sino que debemos perseguir la máxima objetividad. El Colegio no puede contaminarse de ningún tipo de ideología.

-En su programa apuestan también por una mayor conciliación.

-Queremos que se potencie también la conciliación de la vida familiar con la actividad laboral. Esta es una profesión tremendamente dura. Nos exige sábados, domingos, guardias de 24 horas... y además somos padres y madres. Hay que fomentar el llegar a acuerdos con guarderías privadas y municipales para que, durante el tiempo en que tenemos señalamientos, nuestros hijos estén perfectamente atendidos.

-Es la primera vez que una mujer aspira al cargo de decana. ¿Queda mucho camino por recorrer? ¿La mujer se ha visto bien representada en la abogacía murciana?

-Es cierto que en la Junta de Gobierno ha habido siempre mujeres, pero decana no ha habido ninguna. Nos queda todavía en Murcia romper ese techo de cristal que sí que se ha roto en otros colegios de abogados. Yo aspiro al puesto de decana. Desconozco si hay más mujeres aspirantes al cargo. Espero que sí.

 

Fotos

Vídeos