Dos de cada diez delitos sexuales que se cometen en la Región de Murcia quedan sin esclarecer

Un joven declara ante la Audiencia acusado de agredir sexualmente a una menor. / javier carrión / agm
Un joven declara ante la Audiencia acusado de agredir sexualmente a una menor. / javier carrión / agm

Un informe de Interior desvela que los abusos y agresiones repuntaron un 3,1% el pasado año, hasta las 391 denuncias

Alicia Negre
ALICIA NEGRE

Casi cada día un nuevo caso salta a las páginas de los periódicos generando, a su paso, una gran conmoción. La violencia sexual va en aumento. O, al menos, se denuncia más. El reciente informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual del Ministerio del Interior no deja lugar a equívocos. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado investigaron el pasado año la friolera de 11.692 denuncias por presuntos delitos sexuales en toda España, 391 de ellas en la Región. La cifra supone más de una cada día y revela un incremento de un 3,1% respecto a los datos de solo un año antes, cuando en la Comunidad se firmaron 379 denuncias.

Las 391 registradas el pasado año situaron a Murcia como la novena autonomía del país más afectada por la violencia sexual. Esta 'lista negra' la encabezan Cataluña, Andalucía o Madrid, con 2.212, 2.064 y 1.776 denuncias anuales, respectivamente. Otras regiones, como Cantabria o Asturias, tienen números mucho más contenidos -84 y 146, respectivamente- y en La Rioja, por ejemplo, apenas alcanzaron el medio centenar de casos en todo 2017.

Abusos y agresiones sexuales concentran el grueso de estas denuncias, de acuerdo a los datos del informe. En 2017 se denunciaron en la Región de Murcia hasta 199 supuestos abusos sexuales -18 de ellos con penetración- y un centenar de agresiones sexuales -41 de ellas con penetración-. Los investigadores de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado también indagan en otra serie de delitos sexuales, aunque estos se denuncian en mucha menor medida. El pasado año, por ejemplo, estos profesionales se afanaron en dar respuesta a una quincena de denuncias por acoso sexual, 18 por delitos de pornografía de menores, 18 de prostitución, 19 de exhibicionismo y siete de supuesta corrupción de menores. También se indagó en otra docena de casos de contacto con finales sexuales con menores de 16 años mediante tecnología.

El perfil del agresor suele ser el de un hombre, español, de entre 41 y 64 años de edad

La mayor parte de los agresores que se encuentran detrás de esta violencia sexual acaban siendo destapados y responden ante la Justicia. El informe de Interior revela, sin embargo, que dos de cada diez delitos sexuales que se cometen en la Región quedan sin esclarecer. De los 391 casos que llegaron a manos de los investigadores el pasado año, estos lograron darle respuesta a 309, un 79%. El porcentaje de delitos que quedan sin esclarecer, aunque pueda parecer elevado, es todo un éxito si se compara con el de esclarecimiento de delitos en términos generales, que apenas alcanza el 39%. En la Región, además, la tasa de delitos sexuales en los que se termina dando con su presunto responsable es más elevada que a nivel nacional, donde ronda el 76%.

Otras conclusiones del informe

Un importante repunte en el último lustro
La violencia sexual ha ido cobrando fuerza en los últimos años y su importancia se deja entrever claramente en las cifras de los últimos años. De acuerdo a los datos recogidos por Interior, en el último lustro los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se dispararon un 30%. Si en 2012 se registraron 9.008 denuncias por estos casos en todo el país, el pasado año se cerró con hasta 11.692. El incremento, según remarca el Ministerio en su informe, ha sido especialmente notable en el caso de los abusos sexuales, que se han llegado a duplicar.
Cuatro de cada diez ataques, en casas
Cuatro de cada diez ataques contra la libertad sexual se producen en viviendas o espacios anexos. Según recoge el último informe de Interior, los domicilios son los lugares más frecuentes de estas agresiones, seguidos de los espacios abiertos, donde se perpetran otro 23,9% de los delitos. Las vías de comunicación, con otro 18,5% de los casos, es otro de los lugares que se repiten de forma recurrente. Menos frecuente son las instalaciones y recintos, donde se dan otro 7,6%; los establecimientos, con un 7,5%; y los medios de transporte, con apenas un 1,5%.
Casi la mitad de las víctimas son menores
La infancia es una de las grandes perjudicadas por la violencia sexual. Una de las conclusiones más preocupantes del informe de Interior es que casi la mitad de los delitos sexuales se cometen contra menores de edad. Solo el pasado año hasta 4.542 niños y adolescentes denunciaron haber sufrido uno de estos ataques en el país. El siguiente grupo de edad más afectado por este tipo de violencia es el de las personas de entre 18 y 30 años, que sufrieron el 27,7% de los delitos. En la gran mayoría de casos –hasta un 77%– la víctima y el agresor no tenían relación o esta es desconocida.
El 75% de los casos, abusos o agresiones
Abusos y agresiones sexuales copan el grueso de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual que se perpetran. De acuerdo al informe de Interior, suponen el 75% del total. De los 6.796 detenidos que hubo el pasado año por estos casos, 3.123 tuvieron que responder por un delito de abuso sexual –500 de ellas con penetración– y otros 1.954 por supuestas agresiones sexuales –865 de ellas con penetración–. La pornografía de menores dejó 463 arrestos y otros 350 los delitos de prostitución. Otros 316 sospechosos fueron encausados por exhibicionismo.

El Ministerio destaca, en su análisis, ese «alto grado de eficacia policial» y hace hincapié en que, en el caso de las agresiones sexuales y abusos con penetración, la corrupción de menores y los delitos relativos a la prostitución el porcentaje de esclarecimiento se eleva hasta más de un 80%. Los delitos de contacto con fines sexuales con menores de 16 años a través de tecnología son los que logran un porcentaje más bajo de esclarecimiento precisamente por el hecho de que -normalmente- no se establece una relación física entre el agresor y la víctima y la obtención de pruebas resulta más compleja.

Sexta en cifra de arrestos

El año 2017 se saldó con hasta 6.796 detenidos por presuntos delitos sexuales, 297 de ellos en la Región. El número coloca a Murcia como la sexta comunidad con una cifra más alta de arrestos, seguida de Andalucía (1.451), Madrid (994), Cataluña (984), la Comunidad Valenciana (836) y Canarias (409).

El informe, con el que Interior pretende realizar una radiografía de la violencia sexual que indigna al país, también ahonda en el perfil del agresor. Según explica el estudio, el atacante suele ser un hombre, español, de entre 41 y 64 años y que predominantemente comete algún tipo de abuso sexual. Las mujeres apenas se encuentran detrás del 4% de estos delitos. Un porcentaje que, en el caso de delitos como la agresión sexual o el contacto con menores con fines sexuales disminuye hasta el 0,5% y 1%, respectivamente.

Siete de cada diez detenidos el pasado año por delitos sexuales eran de nacionalidad española, según Interior. El 29,9% de sospechosos restantes eran extranjeros, predominantemente originarios de europeos (28,5%) y africanos (28,2).

Más

 

Fotos

Vídeos