Diez chóferes de camiones y autobuses han sido interceptados ebrios durante este año

EP MURCIA.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha interceptado este año a diez conductores de vehículos de grandes dimensiones y tonelaje, destinados al transporte de mercancías o viajeros, bajo la influencia del alcohol. El primero de los casos tuvo lugar el 8 de febrero, en la carretera RM F-30, que conecta Torre Pacheco con Los Alcázares, cuando se detuvo al conductor de un camión de 40 toneladas, que quintuplicaba la tasa de alcohol permitida.

A lo largo del año, la Agrupación de Tráfico también ha intervenido en cuatro casos de conducción temeraria en las carreteras de la Región. La situación de mayor riesgo la protagonizó un conductor ebrio que circuló con su turismo durante 33 kilómetros en sentido contrario, en la autovía A-30, cerca de la entrada del aeropuerto de Corvera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos