«Voy todos los días hasta el cuello para sobrevivir»

Dos parados salen del Servicio de Empleo y Formación en Ronda Norte./ Vicente Vicéns / AGM
Dos parados salen del Servicio de Empleo y Formación en Ronda Norte. / Vicente Vicéns / AGM

Cientos de ciudadanos volvieron ayer a las oficinas de empleo para solicitar de nuevo las ayudas del paro

MIGUEL FERNÁNDEZMURCIA

Como otros muchos, Adela Iria Gómez acudió ayer a las oficinas de empleo para inscribirse de nuevo en el paro. Ha trabajado siempre como técnico de enfermería, pero con contratos temporales o de corta duración. «Estoy pagando una hipoteca y voy todos los días hasta el cuello para sobrevivir. Ahora acabo de pedir seis meses de paro, pero en Murcia está fatal, todo son trabajos temporales con muy pocas horas, eso no nos lleva a ningún lado», indica. Padece una discapacidad en la rodilla que le impide realizar algunas actividades necesarias para su trabajo. «Dicen que muchas empresas contratan a personas con minusvalía, pero solo lo hacen para conseguir las subvenciones que les dan. Aun así, las ayudas que ofrecen son las justas. Te piden muchas cosas para que te den algo. Encima te exigen que tienes que echar el currículum para que después nunca te salga nada», insiste.

Como Adela, muchos de los parados de la Región de Murcia optan por buscar trabajo en otros lugares fuera de Murcia. «Me acaban de hacer una oferta en otra comunidad. Es un empleo que encontré por mi cuenta porque aquí no te ayudan mucho», asegura Iria Gómez.

Por su parte, Inmaculada Pérez terminó hace poco la carrera de enfermería y ahora solo puede trabajar en verano porque no tiene la puntuación suficiente para hacerlo en invierno. «Durante el resto del año me busco la vida en la sanidad privada. Solo con el trabajo de verano no me da para vivir», señala. Considera que la situación es complicada ya que no ve que las oficinas del paro le ayuden mucho en su futuro. «Solo me sirven para pagar menos por las tasas de los exámenes. Para los jóvenes es muy difícil, se suponía que sacándonos una carrera universitaria íbamos a tener más posibilidades y ahora resulta que es todo lo contrario, que somos demasiados. Yo ya me he puesto a buscar a nivel nacional e, incluso, internacional porque no puedo estar siempre esperando a tener un trabajo en Murcia. Hay otras comunidades que se mueven mucho más en mi sector», señala.

«Todo lo que te ofrecen son trabajos temporales»

«Todo lo que te ofrecen son trabajos temporales» Adela Iria Gómez, Técnico de enfermería

«Para los jóvenes es muy difícil; se suponía que con una carrera era mejor»

«Para los jóvenes es muy difícil; se suponía que con una carrera era mejor» Inmaculada Pérez, Enfermera

«Las oficinas de empleo nunca me han ayudado, solo dan problemas»

«Las oficinas de empleo nunca me han ayudado, solo dan problemas» Manuel Cuenca, Mecánico

La mayoría de los trabajadores que acudieron ayer a las oficinas querían empezar a obtener las ayudas. Como es el caso de Sonia Baleriola, madre de dos hijas. «Cobro 400 euros al mes que no me sirven para subsistir. Si buscas trabajo, puede ser que encuentres, pero te cuesta mucho y es casi imposible», considera Baleriola.

No opina lo mismo César García, que se inscribió ayer para empezar a recibir la prestación, pero se muestra más optimista respecto a su futuro. «Trabajo hay, lo único es que la gente que está parada es porque no lo busca. La solución está en buscar y así seguro que algo saldrá», confía. También piensa que la labor que realizan los trabajadores de las oficinas de empleo tiene mucho mérito. «Aquí tengo una coordinadora que me ayuda en todo. Pero si uno no le pone empeño no consigue nada. En estas oficinas te dan un apoyo que mucha gente lo necesita», concluye.

A Manuel Cuenca estos servicios no le han servido de mucho. «He estado dos años viviendo en Barcelona y pasa lo mismo allí, nunca me han ayudado a encontrar trabajo. Solo me dieron problemas», asegura el mecánico, que no ve un buen futuro en su profesión porque las empresas de coches españolas no ofrecen buenos trabajos. «El que quiere trabaja, pero siempre son contratos muy malos. En mi profesión, el Estado tiene que empezar a invertir en la industria española. Todo lo que le des a los coches de fuera se va fuera. Si lo hicieran con los de aquí tendríamos más infraestructuras, más comercios y una mejor industria. Todo eso genera más trabajo para nosotros», sugiere Cuenca.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos