Cada año se diagnostica una cardiopatía congénita a cerca de 100 menores en la Región

Manuel Villegas, este sábado, en la XIII Jornada sobre Cardiopatías Congénitas./CARM
Manuel Villegas, este sábado, en la XIII Jornada sobre Cardiopatías Congénitas. / CARM

El consejero de Salud, Manuel Villegas, inauguró este sábado la XIII Jornada sobre Cardiopatías Congénitas, dirigida a padres y afectados, donde facilitó los datos

EPMurcia

Cada año se diagnostica algún tipo de cardiopatía congénita a alrededor de 100 menores en la Región. Aún no se ha podido determinar cuáles son las causas de estas patologías, aunque en la mayoría de los casos no se consideran hereditarias. El consejero de Salud, Manuel Villegas, inauguró este sábado la XIII Jornada sobre Cardiopatías Congénitas, dirigida a padres y afectados, donde facilitó estos datos. También agradeció a la asociación 'Todo Corazón' «su continua colaboración con el Gobierno regional y el apoyo que prestan a los pacientes y sus familias para optimizar su nivel de vida». La asociación, organizadora del encuentro, ayuda a padres, niños, adolescentes y adultos con cardiopatías congénitas.

Villegas apuntó que «en la actualidad, gracias a las unidades de medicina fetal del Servicio Murciano de Salud, más del 60% de casos de cardiopatías congénitas se diagnostican antes del nacimiento«. »Los excelentes resultados que se obtienen en cirugía cardiaca en la Región, que se traducen en una mortalidad prácticamente nula en estos pacientes, de modo que llegan a la edad adulta y se les realiza un seguimiento específico una vez intervenidos«, destazó el consejero.

Una de las mejoras en las que trabaja la Sección de Cardiología Pediátrica del hospital Virgen de la Arrixaca es una consulta de transición de pacientes de 14 a 18 años en la que el cardiólogo pediátrico y de adultos trabajan conjuntamente para favorecer ese paso de la mano de especialistas en cardiopatías congénitas. Ello permitirá una transición gradual, planificada y coordinada del adolescente asegurando la continuidad asistencial de los pacientes pediátricos a la unidad de adultos.

En la Sección de Cardiología Pediátrica se realiza, además del diagnóstico prenatal, cirugía cardiaca pediátrica, con una media de 50 intervenciones cada año relativas a cardiopatías congénitas, además de ecocardiografías, cateterismos y todo tipo de técnicas. Algunas cardiopatías se tratan sin necesidad de cirugía, mediante cateterismo cardíaco intervencionista.

Y es que, cada año pasan por las consultas de Cardiología Pediátrica unos 4.500 pacientes, que incluyen nuevas cardiopatías y seguimiento de pacientes ya diagnosticados. Del total, un 20% corresponden a cardiopatías familiares y a arritmias. Cardiología Pediátrica centraliza el seguimiento estrecho de estos niños con una enfermedad cardiaca congénita, de forma coordinada con las Unidades de Cardiología Pediátrica de los hospitales Santa Lucía, Rafael Méndez y Los Arcos y con los restantes centros hospitalarios de la Región.

Se ocupan del diagnóstico y tratamiento de estas alteraciones y de su seguimiento, trabajando conjuntamente con la Unidad de Medicina Fetal para el diagnóstico prenatal y con la Unidad de Cirugía de Cardiopatías Congénitas para el tratamiento quirúrgico, que es el único posible en la mayoría de casos.

Las cardiopatías congénitas son defectos en el desarrollo y en la formación del corazón que se presentan durante el periodo de gestación y en algunos casos pueden ser hereditarias. Se trata de las malformaciones congénitas más frecuentes y el problema cardiológico en edad pediátrica más importante, con una prevalencia estimada de ocho de cada mil recién nacidos vivos y una incidencia del 1% en la población general.

Unidad de referencia

La Unidad de Cardiopatías Familiares del hospital Virgen de la Arrixaca es una de las ocho de referencia en España para el diagnóstico y el tratamiento de estas patologías. Recientemente fue acreditada como unidad de referencia europea.

Está compuesta por profesionales de diversos servicios, entre los que destacan el Servicio de Cardiología, la Sección de Cardiología Pediátrica, el Laboratorio de Cardiogenética, Patología y Medicina Forense y Cirugía Cardiaca. La unidad funciona desde el año 2003 y tiene en seguimiento a más de 3.500 familias, en las que hay unos 4.700 afectados de todas las edades.