Las deudas lastran la actividad de uno de cada cuatro agricultores murcianos

Asaja reclama más apoyo de la Administración, para reducir costes de producción, y propone una «rebaja inmediata» en el impuesto de la renta

LA VERDADMurcia

La organización profesional agraria Asaja advirtió ayer de que uno de cada cuatro agricultores murcianos mantiene «un alto grado de endeudamiento», una situación que resulta «muy preocupante» para la economía agroalimentaria de la Región. Según explicó en un comunicado de prensa el secretario general de Asaja-Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, dicho lastre en la actividad se debe a las importantes cargas fiscales que soportan los profesionales del campo y, especialmente, a los elevados costes de producción que tienen en sus respectivas explotaciones.

El endeudamiento, afirma dicha organización, se extiende prácticamente por toda la Región, ya que afecta a los productores de la comarca del Noroeste, el Altiplano, el Valle del Guadalentín, la Vega Alta y Media del Segura, el Campo de Cartagena y la Huerta de Murcia.

«Desde Asaja consideramos que es fundamental que se reduzcan los costes de producción en las explotaciones, y que se baje de forma inmediata el impuesto de la renta (IRPF) a los agricultores y ganaderos murcianos», subraya Gálvez Caravaca.

El máximo responsable de Asaja apunta, además, que «es muy importante gestionar eficazmente las estructuras productivas, con la finalidad de que los agricultores y ganaderos murcianos sean más competitivos». En esta labor reivindica la ayuda y colaboración de la Administración, «a fin de conseguir una mayor rentabilidad en el campo murciano».