Detienen a los presuntos autores de más de 50 delitos contra el patrimonio en la Región y Alicante

Algunos de los bienes robados incautados por la Guardia Civil./Guardia Civil
Algunos de los bienes robados incautados por la Guardia Civil. / Guardia Civil

Los sospechosos utilizaban dos aparatos electrónicos inutilizar los sistemas de seguridad de los vehículos de un conocido grupo del sector automovilístico

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Azibi', detuvo a dos personas que presuntamente se dedicaban a cometer delitos contra el patrimonio en la Región y Alicante, como sustracción de vehículos, robos con fuerza en interior de vehículos y sustracción de gasoil. Además, recuperó gran cantidad de efectos sustraídos.

El pasado mes de junio, la Benemérita recuperó en El Siscar-Santomera un vehículo que fue sustraído en la diputación cartagenera de Pozo Estrecho. Tras la correspondiente inspección técnico-ocular del turismo, los agentes detectaron que para la sustracción del mismo se utilizó algún dispositivo especial que, al parecer, neutralizaba el sistema de seguridad, por lo que se inició la operación con la finalidad de investigar cómo se cometieron los hechos y quién se encontraba tras la autoría.

Los investigadores establecieron un patrón similar en varios de los robos de vehículos que se cometieron en la zona y comprobaron que el 'modus operandi' era el mismo en muchos de ellos, estableciendo entonces una línea de investigación sobre posibles sospechosos que permitió identificar a dos personas que podrían encontrarse tras la autoría de los delitos investigados.

Ante la sospecha de que estas personas, residentes en Santomera, utilizaran su domicilio como almacén de efectos sustraídos en sus robos, así como que tuvieran en su poder los aparatos electrónicos que facilitaban la sustracción de vehículos, se llevó a cabo, previa autorización judicial, la entrada y el registro en el inmueble de uno de los sospechosos, donde se intervinieron numerosos efectos sustraídos en diferentes robos, hallando, además, dos aparatos electrónicos que presuntamente utilizaban para inutilizar los sistemas de seguridad de los vehículos de un conocido grupo del sector automovilístico.

El registro culminó con la detención de los dos sospechosos como presuntos autores de los delitos de sustracción de vehículos, robo con fuerza en vehículo y robo/hurto de carburante. El elevado número de efectos incautados fue trasladado hasta el cuartel de Santomera, donde se continúa con su análisis para determinar su procedencia y devolución a sus legítimos propietarios.

58 delitos esclarecidos hasta el momento

El primer análisis de la información obtenida durante la investigación y los objetos incautados en el domicilio de uno de los ahora arrestados permitió determinar que estos podrían encontrase tras la autoría de, al menos, 58 hechos delictivos, cometidos en la Región de Murcia (Cartagena, Murcia y Santomera) y en la provincia de Alicante (Alcoy), aunque se pudo constatar que también actuaban por diversas localidades de la Vega Baja alicantina.

De la investigación se desprende que los ahora arrestados tenían roles bastante definidos dentro de la actividad delictiva que desarrollaban. Uno de ellos se encargaba de buscar los futuros objetivos y localizar los vehículos que pretendían sustraer y el otro materializaba los robos, que contaba con la ayuda de la vigilancia del primero, para evitar ser detectado.

En el registro domiciliario, los guardias civiles se incautaron de siete radiocds, un GPS, ocho teléfonos móviles, un ordenador portátil, una cámara fotográfica, dos televisores, dos cajas de herramientas diversas, dos cargadores de baterías, un altavoz y un amplificador de coche, dos decodificadores y una báscula de precisión, todos supuestamente procedentes de robos. Además se incautaron dos dispositivos electrónicos para la inutilización del sistema de códigos de seguridad de vehículos.

Los investigadores continúan con la operación para esclarecer más hechos delictivos y para localizar a los propietarios del resto de los efectos intervenidos que aún se encuentran en dependencias de la Guardia Civil de Santomera (Murcia). Se solicita la colaboración ciudadana para poder identificar a los propietarios de los objetos sustraídos.

Los detenidos –marroquíes, de 34 y 22 años, residentes en Santomera y con un dilatado historial delictivo–, los efectos recuperados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos