Detenido en Torre Pacheco por drogar y abusar sexualmente de una mujer

El sospechoso mantuvo retenida a la víctima durante cinco horas después de suministrarle un sedante en la bebida

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

Le suministró un medicamento psicotrópico, que tiene efectos sedantes, con el objetivo de aprovecharse supuestamente de ella, saciando sus instintos más básicos. La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano de nacionalidad ecuatoriana, de 37 años, como el supuesto autor de dos delitos contra una mujer: el primero, detención ilegal, y el segundo, abusos sexuales.

El arresto se produjo durante la madrugada de ayer, sobre las 6.30 horas, cuando los agentes del puesto de Torre Pacheco, con mucho sigilo, sorprendieron al supuesto autor de estos hechos en un inmueble de la calle Río Guadiana. Esa vía forma parte de un barrio problemático de la localidad y marcado por la fuerte presencia de inmigrantes.

Este ciudadano ecuatoriano, según ha podido saber 'La Verdad', habría mantenido retenida a la víctima, mayor de edad, en contra de su voluntad. Para ello, suministró a la mujer benzodiacepina: un medicamento inhibidor de la ansiedad, que se emplea en el tratamiento de ciertas neurosis obsesivas.

Según los investigadores, dicho compuesto fue suministrado por el sospechoso a la víctima a través de una bebida, e hizo que la mujer cayese profundamente dormida. «Despertó en la cama, junto al detenido, en una vivienda que era desconocida para ella», según la Benemérita. Todo apunta a que aprovechó ese periodo de tiempo para satisfacer sus deseos libidinosos.

Al parecer, el detenido retuvo a la víctima durante cinco horas, «eludiendo su voluntad con el uso del compuesto», indican las citadas fuentes. El arresto se produjo en el marco de la 'Operación Huma'. Los investigadores han puesto al detenido y todas las diligencias practicadas en manos de un juzgado de instrucción de San Javier, en funciones de guardia.

La Guardia Civil, nada más tener conocimiento de lo sucedido, puso en marcha el protocolo establecido para estos casos y trasladó a la víctima hasta un centro hospitalario. Una vez allí, se solicitó la presencia de un médico-forense para que realizase un completo reconocimiento a la mujer.

De momento, las pruebas a las que fue sometida han confirmado que «el consumo del referido compuesto médico queda reflejado en la analítica llevada a cabo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos