«Ve a este despacho y estate tranquilo, que ya me encargo yo de resolver esto»

Luis P. A. /alfonso durán / agm
Luis P. A. / alfonso durán / agm

El juzgado dispone de grabaciones en las que el ex responsable jurídico de Urbanismo dirigiría a los interesados hacia determinados gabinetes

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

«Si me han dejado ya en libertad, no será para tanto este asunto». De esta forma, Luis P. A., jefe de los servicios jurídicos de la Dirección General de Urbanismo ya apartado de sus funciones, trataba el jueves por la noche de restar trascendencia a su detención por parte de agentes de la Guardia Civil, como sospechoso de un delito de cohecho. Acababa de ser puesto en libertad, tras prestar declaración, y se mostraba confiado en que el asunto no irá mucho más allá.

Sin embargo, al margen de que el aparente escándalo de corrupción acabe siendo más o menos grave, lo que parece evidente en estos momentos es que no se va a circunscribir al arresto de este alto funcionario. Y es que el Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia, que encabeza el magistrado José Fernández Ayuso, dispone de grabaciones en las que se escucharía a Luis P. A. dirigiendo a algunas personas hacia determinados despachos legales, en concreto, a uno de Cartagena, con el supuesto compromiso por su parte de que así se resolverían los problemas urbanísticos existentes. «Acude a este despacho y déjalo en mis manos, que ya me encargo yo de que todo se solucione», sería la frase que resumiría el contenido de esa conversación, según fuentes de toda solvencia consultadas por 'La Verdad'.

Esta circunstancia apunta a que la investigación judicial no se circunscribe a la actividad desarrollada en exclusiva por el alto funcionario de Ordenación del Territorio, ya que se estaría extendiendo igualmente a establecer qué papel podrían haber jugado algunos despachos legales o urbanísticos con los que Luis P. A. estaría en supuesta connivencia.

Las investigaciones se abrieron hace al menos medio año, después de que llegaran a la Fiscalía algunas informaciones que apuntaban a que este jefe jurídico de la Comunidad se estaría lucrando personalmente por la emisión de determinados informes jurídicos. Una de las cuestiones en las que más ha intervenido Luis P. A. es la referida a las autorizaciones excepcionales de edificaciones en terrenos no urbanizables, según las mismas fuentes.

El cese en esas funciones ordenado de forma casi inmediata por los responsables de la Consejería de Fomento ha provocado que, formalmente, Luis P. A. retorne a su plaza de origen, que es la de jefe del servicio jurídico-administrativo y responsable de la Junta Arbitral de la Dirección General de Transportes. Un portavoz de ese departamento aseguró ayer que ya se han iniciado a su vez las gestiones para destituir también de ese cometido al encausado, cuyo destino último quedará ya en manos de Función Pública.