Desmantelan un grupo criminal que cometía robos con extrema violencia en la Región

Una pistola, un cuchillo y otros efectos incautados durante los registros domiciliarios./Policía Nacional
Una pistola, un cuchillo y otros efectos incautados durante los registros domiciliarios. / Policía Nacional

Los agentes de la Policía Nacional detuvieron a diez hombres y se incautaron de una pistola y una escopeta, entre otros efectos, durante los registros

LA VERDADMurcia

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a diez personas, todos ellos hombres de entre 25 y 35 años, como presuntos autores de siete delitos de robo con violencia e intimidación, agresión sexual, lesiones, simulación de delito y tráfico de estupefacientes. Los detenidos formaban un grupo criminal dedicado actividades delictivas de extrema violencia.

Las investigaciones policiales se iniciaron hace varios meses ante la comisión de dos robos con violencia en domicilios donde se ejercía la prostitución, ubicados en Alcantarilla y el barrio de Espinardo. En uno de los prostíbulos atracados, con arma de fuego, se produjo una agresión sexual por parte de uno de los integrantes de la banda.

Tras centrar las pesquinas en uno de los investigados, empezó a determinarse que, los acusados, estarían implicados en otros robos violentos que se estaban cometiendo en el mismo espacio de tiempo, a repartidores de comida rápida, establecimientos comerciales y en plena vía pública haciendo uso de una pistola eléctricar táser.

Los agentes fueron conscientes de que estaban ante un grupo organizado activo y violento. Además de que venían que venían produciéndose estos sucesos desde finales del mes de junio, se apreció que tenían previsto cometer nuevos hechos delictivos, por los movimientos que venían realizando.

Tres de los detenidos formaban el núcleo duro

Las declaraciones de los testigos, junto con las inspecciones oculares y la labor de investigación que se prolongó durante varios meses, aportaron las pistas necesarias para identificar a los diez miembros de este grupo criminal. Además, se precisó que tres de los detenidos formaban el núcleo duro de la organización, mientras que el resto colaboraba en hechos puntuales o dando cobertura.

La detención de los integrantes del grupo criminal se precipitó cuando los investigadores comprobaron, durante las tareas de vigilancia, que los delincuentes preparaban nuevos golpes y estaban intentando comprar un arma de fuego en el mercado negro.

En las viviendas donde estaban os detenidos, ubicadas en las localidades de Alcantarilla, Jumilla y Murcia, se hallaron pruebas suficientes para incriminar a los miembros del grupo. Se pudo corroborar la violencia usada por la organización ya que se incautó de una pistola, una escopeta, munición, efectos sustraídos en los atracos, y pequeñas cantidades de sustancia estupefacientes, preparadas para su venta y distribución, por los que se les imputó también un delito de tráfico de estupefacientes.

Los detenidos y los efectos incautados, junto con las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Guardia que decretó el ingreso en prisión de tres de los detenidos. El operativo policial fue llevado a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial junto con el Grupo de Policía Judicial de Alcantarilla pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Región de Murcia y se contó con la colaboración de la Policía Local de Jumilla.