Desmantelan un grupo criminal que sustraía baterías en instalaciones de telefonía móvil

Un agente de la Guardia Civil trabaja en la operación 'Borne II'./
Un agente de la Guardia Civil trabaja en la operación 'Borne II'.

Hay tres detenidos como presuntos autores de 15 delitos de robo con fuerza

EPMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios llevados a cabo por los Equipos ROCA (contra robos en el campo), desarrolló la operación 'Borne II', una investigación que se saldó con la desarticulación de un grupo criminal presuntamente dedicado al robo de baterías en distintas instalaciones propiedad de una compañía de telefonía móvil.

Según informan fuentes de la Benemérita, dos toneladas de estos productos fueron recuperadas en distintos centros de reciclaje de Murcia, Cartagena, La Unión y San Javier. Tres personas fueron detenidas como presuntas autoras de, al menos, 15 delitos de robo con fuerza, receptación y estragos en bases estratégicas de telefonía móvil.

La investigación se inició a finales del pasado año, cuando agentes del Equipo ROCA (contra robos en el campo) tuvieron conocimiento de varios robos cometidos en casetas propiedad de una compañía de telefonía móvil, ubicadas en distintos municipios de la Región, de donde habían sido sustraídas numerosas baterías. La empresa perjudicada evaluó los daños y perjuicios económicos en cerca de 50.000 euros.

Las inspecciones oculares llevadas a cabo en los distintos recintos permitieron averiguar que los robos se habían cometido con el mismo 'modus operandi'. Los sospechosos habían accedido mediante la fractura del vallado perimetral que protege las instalaciones para, después, con una palanca, extraer los ventiladores del aire acondicionado, acceder por esa oquedad y apoderarse de las baterías.

Las pesquisas practicadas por los investigadores dieron su fruto al identificar un vehículo de alquiler que había sido visto por las zonas afectadas. La persona arrendataria, una mujer, se había establecido en la Manga del Mar Menor junto a su compañero sentimental, un joven experto en electricidad y en instalaciones de telefonía móvil, al que le constaban antecedentes policiales.

Efectivos del Equipo ROCA de Cartagena inspeccionaron numerosos centros de reciclaje en la búsqueda de los materiales sustraídos y localizaron, en cinco establecimientos sitos en Murcia, Cartagena, La Unión y San Javier, un total de dos toneladas de baterías que fueron identificadas por técnicos de la mercantil perjudicada y devueltas a sus legítimos propietarios.

Esta información permitió centrar la investigación en los dos primeros sospechosos, así como el gerente de un centro de reciclaje de Cartagena, según señalan las mismas fuentes en comunicado de prensa. Los indicios obtenidos durante la fase de investigación concluyeron con la detención de tres personas en Moratalla, Lorca y Cartagena.

Se trata de dos varones y una mujer, de 39 y 42 años, de nacionalidad española y con antecedentes policiales, a las que se les atribuye la presunta autoría de delito de robo con fuerza, receptación y estragos en bases estratégicas de telefonía móvil.

La Guardia Civil constató que el grupo criminal ahora desmantelado organizaba sus tareas delictivas y que, al parecer, en connivencia con el gerente de una chatarrería, había ocultado la venta de gran cantidad de productos robados, que no aparecían registrados en los libros de registro del Centro de reciclaje que regentaba.

La operación 'Borne II' culminó con la desarticulación de un grupo criminal presuntamente relacionado con, al menos, 15 robos en instalaciones de telefonía móvil cometidos en los municipios de Cartagena, San Javier, Alcantarilla, Fuente Álamo y Murcia. Los arrestados, los efectos recuperados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena.