El descenso de la natalidad permite bajar la ratio por aula a 21 alumnos en Infantil

Alumnos de cuarto de la ESO del Instituto de Educación Secundaria El Carmen de Murcia realizan, ayer, la prueba de diagnóstico. / guillermo carrión/AGM
Alumnos de cuarto de la ESO del Instituto de Educación Secundaria El Carmen de Murcia realizan, ayer, la prueba de diagnóstico. / guillermo carrión/AGM

El 94% de las familias han logrado plaza provisional para sus hijos de tres años en el colegio que marcaron como primera opción

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

La trepidante caída de la natalidad tendrá el próximo curso un efecto positivo en las aulas de Educación Infantil y Primaria, que aligerarán la presión soportada en los últimos años por concentrar a más alumnos de lo razonable. La Consejería de Educación ha decidido aprovechar la coyuntura y rebajar la media de alumnos asignados a cada maestro y clase en los cursos de Infantil, de 3 a 6 años de edad. Una vez que ya se han procesado las solicitudes de plaza presentadas por las familias, Educación calcula que la media de niños por aula quedará en 21,3, dos menos que en el presente curso. Esa cifra marcará además los próximos años, ya que las clases avanzan por cursos y niveles sin apenas variaciones.

En Primaria, el descenso de estudiantes asignados a cada maestro será menos sentido el próximo curso, aunque se acumula al anotado este año, y según los cálculos de la Administración, la media de escolares por aula será de 22,5. La rebaja de la ratio ha sido posible por el descenso del número de escolares de 3 años que inician su vida académica, los nacidos en 2015, y que este año han sido 460 menos. Esa caída de la demanda hubiera permitido, insistieron ayer en Educación, eliminar veinte aulas, que se han mantenido para rebajar así la ratio media. Educación calcula que la media de estudiantes por docente (no solo el tutor, sino sumando también los apoyos y los especialistas) será el próximo curso de 16,8 en Infantil y Primaria y 11,5 en Secundaria y Bachillerato.

Algunas cifras

21,2
será la ratio (número de alumnos por aula) media en Infantil, de 3 a 6 años. Este curso es de 23,7.
22,5
será la ratio media en Primaria, de 6 a 12 años. Este año es de 22,9.
37.300
solicitudes de plaza se han registrado este año para los colegios e institutos de la Región.
15.500
padres han pedido plaza para niños de 3 años que inician su vida escolar, 460 menos que el año pasado.

La media no es, en ningún caso, homogénea, ya que no todos los centros ni poblaciones soportan la misma presión de demanda. En los centros rurales de zonas con poca densidad de población de la Región, como el Noroeste o las pedanías altas de Lorca, la ratio es muy baja, y puede llegar a quedar en diez escolares por aula. Sin embargo, algunos colegios de los centros urbanos de Murcia y de Cartagena reciben más solicitudes de plaza de las que pueden atender, y agrupan a más alumnos por clase, hasta 26 en casos extremos, para dar respuesta a las preferencias de los padres.

El próximo curso serán también más familias las que consigan escolarizar a sus hijos de 3 años en el colegio que marcaron como primera opción. Según los datos presentados ayer por la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, el 94% de las padres han logrado que sus hijos sean admitidos en el centro deseado, un porcentaje dos puntos superior al registrado el pasado año. A su juicio, el mayor acierto a la hora de casar oferta y demanda se ha logrado «con la aplicación del nuevo baremo, que suprime las zonas escolares dentro de los municipios». En este proceso de admisión, como ya ocurrió el pasado año, el domicilio de los padres no tiene peso en el baremo de puntos que se utiliza para asignar las plazas en los colegios con más demanda de la que pueden atender.

Más

El pasado jueves se hicieron públicos el baremo y la adjudicación provisional de colegio, y se abrió plazo para presentar alegaciones hasta el 23 de mayo. El próximo 1 de junio se publicará la adjudicación definitiva y se abrirá un plazo de cinco días (del 1 al 5 de junio) para que las familias realicen en los colegios la matrícula de los nuevos alumnos de Infantil y Primaria.

Educación no sabe aún cómo quedará la ratio de las aulas de los institutos, ya que el proceso sigue abierto. En esos niveles (de 12 a 18 años) la caída de la natalidad aún no se ha dejado sentir, y las aulas se mantienen saturadas por el exceso de estudiantes, según llevan años denunciando los docentes.

La reducción de la media de escolares por clase en Infantil y Primaria, que se acumula a la registrada en pasado curso, no es, sin embargo, definitiva. Los topes que establece la ley siguen marcados por el decreto de recortes que aprobó el exministro Wert, y que elevó en 2012 el límite hasta los 30 escolares por aula. En la Región no se han llegado a alcanzar esos máximos, pero los sindicatos de docentes llevan varios años reclamando que esa medida excepcional, aprobada en plena crisis, sea derogada para que el descenso o incremento de las ratios no esté expuesto a vaivenes cada nuevo curso.

Más de 2.500 alumnos de cuarto de la ESO ponen a prueba su nivel

Poco más de 2.500 estudiantes de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria empezaron ayer los exámenes de evaluación de fin de etapa, que no tienen carácter académico ni peso en el expediente. La evaluación será realizada por estudiantes de una muestra de 38 institutos, se extenderá hasta el jueves y evalúa todas las áreas y competencias. La prueba fue introducida por el por el exministro Juan Ignacio Wert y concebida como una 'reválida' de la etapa de ESO, pero, finalmente, y tras la contestación de la comunidad educativa, perdió su carácter académico. De hecho, el pasado curso centenares de estudiantes boicotearon los exámenes y no se presentaron a realizarlos porque no son obligatorios. En aquella ocasión, debían hacerlos todos los alumnos de ese curso, y además coincidieron con los finales de junio.

Este año se ha reducido la muestra, entre otras razones, porque los 2.112 estudiantes que han realizado las pruebas de PISA no repiten. Ayer también se registraron bajas, pero no tan mayoritarias. Otros 18.722 alumnos de segundo curso de la ESO de 495 institutos harán las evaluaciones de diagnóstico de la Comunidad de comunicación lingüística en Castellano e Inglés los días 28 y 29 de mayo.

 

Fotos

Vídeos