«¿Qué importa que lleve 15 años aquí?»

Duda, con su hijo Bruno en brazos; sentados aparecen su hijo Rodrigo, Mónica (su mujer) y sus hijas Julia y Carolina. /
Duda, con su hijo Bruno en brazos; sentados aparecen su hijo Rodrigo, Mónica (su mujer) y sus hijas Julia y Carolina.

El entrenador brasileño de ElPozo Murcia, Duda, amante de la música y el 'running', declara alto y claro que sigue «con ilusión», pese al paso del tiempo, y dice estar «absolutamente enamorado» de su familia

CÉSAR GARCÍA GRANEROMurcia

Duda vive estos días «jodido». Aún le moja el relente amargo de la eliminación liguera, que no acaba de quitarse de encima, pero tiene a su familia, de la que declara vivir «absolutamente enamorado»; y tiene su música, esos ratitos de piano y guitarra que le sacan del cuerpo el alma brasileña y se la dejan a la luz rubia del sol, y a menudo a la luz de la luna; y tiene el 'running' para relajarse, porque ha caído en la fiebre de correr. Y asegura tener el amparo de sus jefes, que cree que es lo que de verdad cuenta para desoxidar el ánimo y volverlo a poner de puntillas. Duda, que lleva quince años en el club, entiende que algunos quieran caras nuevas, pero se ve con ganas de seguir y aclara en esta entrevista su relación con Serrejón y Bolarín, sometida al problemático escrutinio de la rumorología.

-¿Cómo se siente?

-Jodido.

-¿Y qué le ayuda cuando está muy jodido?

-Mi familia, mis hijos y mi mujer, de los que estoy absolutamente enamorado. Todos me apoyan mucho y es bueno tenerlos ahí. Es importante que la gente ajena a tu trabajo te anime y te sirva de escudo en momentos difíciles, aunque lo que al final te hace seguir con la cabeza alta es el respaldo de la gente que trabaja contigo.

-¿Y lo tiene?

-Sí. Conozco a la gente del club y sé que está conmigo.

-¿Se siente valorado por la gente de Murcia?

-Sí, muchas veces voy por la calle y me lo dicen y me animan. Sé que la gente aquí me quiere y está conmigo, puede haber dos o tres en Twitter que te critiquen, pero en general la gente me trata bien y noto su cariño.

-¿Y por el club?

-Sí, no tengo ninguna duda.

-¿Y por la prensa?

-Por la gran mayoría, sí. Luego, hay gente que es más resultadista y que se cansa de ver la misma cara durante mucho tiempo y quiere cambios. Yo lo puedo entender, así que no pasa nada.

-Hablando del club, ¿qué tal se lleva con Fran Serrejón, director general y deportivo de ElPozo? Lo digo por algunos rumores.

-¿Rumores? ¿Qué rumores? Yo no he oído nada de eso. Además, mi relación con Fran es buena. En su momento, hablé con Tomás Fuertes y valoré bien que fuera mi segundo, lo mismo que cuando ocupó el cargo de director deportivo. Desde entonces las bases han crecido muchísimo, está haciendo una gran labor. Decididamente, tengo que decir que mi relación con él es buena.

-¿Y con Bolarín? ¿Le molestó que el presidente saliera en defensa de José Ruiz y dijera que lo hubiera renovado justo después de saberse que no seguiría en el club?

-No. No estoy enfadado con él ni le voy a recriminar lo que dijo, ni en público ni en privado. Puedo estar de acuerdo o no, pero él es el presidente y está en su derecho de decir lo que piensa. Dijo lo que sentía y nada más. No pasa nada, porque sé que no quiso hacer daño a nadie. Además, es una persona a la que tengo mucho cariño, porque me ha ayudado mucho en momentos difíciles para mí. Cuando me separé de mi primera mujer estuvo a mi lado en todo momento, me dejó un piso y me llamaba continuamente, quedaba conmigo. Ni puedo ni voy a decir nada en contra de él.

-¿Se ve con fuerzas para seguir?

-Sí. ¿Qué importa que lleve quince temporadas en el club? Eso puede generar dudas a alguno, dudas normales con gente que lleva mucho tiempo en su trabajo, pero no a mí. Puedes hacer esa pregunta, pero no la comparto. Es como si yo te dijera: 'Después de no sé cuántos años como periodista, ¿te ves con ganas de seguir el año que viene?'. Supongo que la respuesta es que sí. Quiero decir que nada cambia por el hecho de estar muchos años en el mismo puesto. Soy un competidor nato y pueden animarme algunos retos fuera de ElPozo, pero sé que mejor reto que seguir en este club y darle la vuelta a lo que ha pasado este año en la Liga, no lo voy a encontrar; así que sigo más ilusionado que nunca y con ganas de que empiece ya la nueva temporada.

-¿En algún momento se ha podido marchar de ElPozo?

-Sí. En 2010, tras ganar el triplete [ElPozo conquistó ese año la Liga, la Copa y la Supercopa de España], el Barça quiso ficharme como entrenador. Ahora ha pasado ya mucho tiempo y se puede decir. Escuché lo que querían de mí, pero no quise escuchar ofertas económicas porque mi relación con la gente de ElPozo era muy buena, estaba contento aquí y preferí no oír ninguna oferta y no negociar. Desde entonces no ha vuelto a haber ningún contanto oficial con el Barcelona. También en su día tuve ofertas del Playas y del Dinamo, pero tampoco quise negociar con ellos.

-¿Sabe ya lo que ha ocurrido esta temporada?

-En general creo que el equipo ha estado bien en los partidos decisivos. El problema es que ha querido elegir cuándo jugar bien y cuándo no. No quiero decir que lo haya hecho adrede, pero ha fallado el nivel de concentración en algunos encuentros. Este año hemos tenido cierta presión en el Palacio, donde a las primeras de cambio las cosas se torcían y no sabíamos salir de la mala dinámica.

-¿Cómo califica una temporada en la que han ganado la Copa del Rey, pero han caído en la Liga en cuartos?

-A ver, el deporte son sensaciones y este año el bagaje ha sido malo en el Palacio. Si vamos a números, la temporada no ha sido mala, sobre todo por la Copa. El problema es que el puesto natural del equipo en la Liga es como mínimo el tercero, porque el Inter y el Barça nos superan, pero nosotros superamos al resto. Lo mínimo para este equipo es ser semifinalista en la Liga y el Magna es inferior a ElPozo, por eso la eliminación nubla un poco lo de la Copa.

-¿Le ayuda la música a pasar los malos tragos?

-La música siempre es una grata compañera. Claro que ayuda. Algunas noches o en fin de semana, sobre todo cuando coincides con amigos, siempre viene bien tocar la guitarra o el piano. A mí me gusta mucho. Además, en esto me acompaña mi familia, mis hijos, que también se animan, y también mi mujer, que tiene muy buena voz.

-¿Y el 'running'? Le hemos visto en alguna carrera.

-Me he enganchado a lo de correr y ya he hecho dos medias maratones y otras carreras. Empecé por mi cuenta el año pasado y con un entrenador desde enero que me ha hecho mejorar mucho. He perdido peso y ahora voy mucho mejor, así que he dejado las pachangas de fútbol por el 'running', que me hace sentir mejor de salud. El año que viene me gustaría hacer la maratón de Murcia. ¿La de Nueva York? Quién sabe, quizá algún día.

 

Fotos

Vídeos