Fenati inventa las 'motos de choque'

Jack Miller/
Jack Miller

Saca de trazada en la misma curva a Márquez y Miller y vence en Argentina

MIGUEL SESÉMadrid

El guion medio de la carrera fue una lucha entre Miller y Fenati de la que se aprovechaba Efrén Vázquez. El vasco parecía tener un poco menos de ritmo que sus dos compañeros de fuga, que se enredaban entre sí permitiendo la presencia de un convidado de piedra. No solo eso, por detrás los dos Álex, Márquez y Rins, se habían puesto a tirar como demonios en un grupo que sólo perdía efectivos cuando alguno se caía, como McPhee.

A falta de nueve vueltas para el final la malísima estrategia de los dos de cabeza derivaba en un grupo de cinco pilotos, puesto que por detrás los del Estrella Galicia habían conseguido descolgar a sus acompañantes.

Era el momento de tener en cuenta los caracteres de cada uno. Efrén ansioso por conseguir de una vez por todas una victoria que ya merece, Miller con un ojo en la general y otro en el triplete y Fenati buscando puntos de forma urgente ya que sabe que la regularidad no es su fuerte. Márquez, por su parte, pegar un golpe en la mesa del equipo y rebelarse ante la supuesta superioridad de Rins, que también necesita puntos de esos que acaban dando títulos.

Miller y Fenati comenzaron a respetarse algo más de tiempo en cabeza y estiraron el grupo debido a un error de Efrén, que se quedó colgado y dejó consigo a Rins en una batalla estéril, hasta el punto de que llegó y los dejó tirados el joven Livio Loi, un belga de 17 años en clara progresión. Tanta, que enganchó con los tres de cabeza y se batió con ellos en tres últimas vueltas de infarto.

Llegó el último giro, y la pelea fue brutal entre los tres de cabeza, mientras que Loi se quedaba en segundo plano esperando pescar algo por eliminación. No ocurrió. A falta de dos curvas para el final Romano Fenati inventó las 'motos de choque', tocando y sacando de trazada en la misma curva tanto a Márquez como a Miller, que le acompañaron en el podio.

El final fue controvertido y rozando de nuevo los límites de la legalidad, pero deja un poco más abierto el campeonato e impide el 'triplete' de un Miller que sigue como líder destacado.