Antonio Lobato: «Me he callado muchas cosas por mi amistad con Fernando»

Antonio Lobato, durante la entrevista./
Antonio Lobato, durante la entrevista.

El periodista presenta su libro 'Volando sobre el asfalto' y responde a todas las preguntas: desde su amistad con Alonso, hasta qué hará cuando se retire o qué opinión le merece la competencia de Movistar TV

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmadrid

La voz de la Fórmula 1 en España, Antonio Lobato, dejará de narrar cuando acabe la presente temporada. Antena 3 pierde los derechos televisivos y Movistar TV se queda en exclusiva con la emisión de este deporte. El periodista asturiano nos recibe en el recién estrenado plató de Antena 3 para hablarnos, entre otras cosas, de su libro 'Volando sobre el asfalto', en el que narra los tres primeros años (según él, los más felices) de su paso por la Fórmula 1.

P: ¿Qué se va a encontrar el lector de 'Volando sobre el asfalto', su primer libro?

R: Habla sólo de 3 años, en 305 páginas, porque si llego a escribir los once años que llevo en F1, tengo que hacer el Espasa. Hablo de 2004, 2005 y 2006: mi primer año y los años de gloria de Fernando. El lector descubrirá mis comienzos en esto, cómo pasé de ser un periodista que había perdido un poco la fe en la profesión, amargado y arrinconado, a coger un tren que no esperaba, y lo que me encontré en cada estación. Fue un primer año de mucho estrés y luego dos en los que tuve la fortuna de ser el que contó al público español las andanzas de un español que ganó dos títulos mundiales.

«McLaren tenía que haber hablado claro»

 Antonio Lobato tiene una opinión muy clara acerca del accidente de Fernando Alonso en McLaren, el gran misterio reciente de la Fórmula 1. ¿Se ha callado información McLaren? "Seguramente sí. Yo no la conozco, pero hablo con gente y lo que me dicen es que algo pasó", responde seguro. "Aquí hay dos posibilidades: o falló el piloto, o falló el coche. Según todas las pruebas médicas, el piloto estuvo bien hasta que impactó con el muro. Que el golpe fue extraño, que si se hubiera destrozado el coche probablemente nadie hubiera sospechado. Pero el impacto existió. ¿Por qué se pegó ese golpe? No lo sé", afirma.

"Fernando, y esto es una opinión mía, cree que algo se rompió en el coche", opina, sin poner palabras en boca de su buen amigo, antes de mostrarse un tanto crítico con la escudería McLaren. "Han tenido una forma de gestionar todo este accidente que no ha sido la idónea. Tenían que haber hablado claro y no lo han hecho. Hay un halo de misterio que lo convierte todo en una historia para no dormir. Si se rompió el coche, no pasa nada, es algo que ha ocurrido muchas veces. Si no se rompió nada, es que igual estamos todos volviéndonos locos", asegura, antes de mirar hacia adelante. "Con lo que hay que quedarse es que Fernando ha tenido un accidente, se ha perdido la primera carrera del Mundial, que tampoco se ha perdido mucho, y que estará en la siguiente, donde también le va a tocar sufrir muchísimo", zanja al respecto.

P: Tras once años al frente de la Fórmula 1, se ve obligado a dejarlo. ¿Qué va a hacer?

R: No tengo ni idea. Me quiero concentrar en este año, tengo un proyecto por delante que me está apasionando aunque estoy trabajando más que cuando viajaba. Y sólo llevo un Gran Premio. Ya veremos. Quizá tenga que ver con esta profesión o igual monto una mercería (risas). O un año sabático y me dedico a hacer locuras personales que tengo pendientes. Hay muchas cosas que estos once años de Fórmula 1 me han impedido hacer, aparte de recuperar tiempo con mi familia. Me gustaría viajar sin hacerlo por trabajo, que es lo que he hecho toda mi vida.

P: ¿Cómo se plantea este último año? ¿Qué va a hacer ahora que no viaja tanto?

R: Posiblemente en esos tiempos que gastaba en los aviones voy a estar aquí en el estudio preparando el siguiente GP, es así de triste (risas). El primer Gran Premio de la temporada ha sido más duro y complicado de hacer que los once años anteriores de Australia. Antes te ibas allí, y tenías más o menos cogido el tranquillo. Esto es mucho más complicado: hay que coordinar la pantalla, inventarte y llenar secciones, coordinar con el equipo que está en el circuito. Tela marinera. Quedarme aquí me va a servir para pasar menos horas de avión, para estar más tiempo en mi casa, dormir en mi casa. El GP de Australia para mí fue fantástico: mucho curro, jet lag, pero jet lag en Madrid. El domingo acabé a las 8 de la mañana, me fui a las 9, desayuné en mi casa con mi mujer y mi hija, monté dos horas en bicicleta y por la tarde me fui al cine. Y me dije: "esto es increíble".

P: En la primera carrera de la temporada, Antena 3 perdió más de un millón de espectadores con respecto a la misma cita de 2014. ¿A qué se debió?

R: Lo primero que pasó es que Fernando no estaba. Al final, este deporte tiene una necesidad de Fernando todavía. Si tienes un GP de Australia, que además es una hora antes y que te tienes que levantar a las 5:55h de la mañana un domingo y te dicen que Fernando no está. pues lo ves en diferido. Por mucho que pienses en que está Carlos Sainz y el duelo de arriba, lo ves en la repetición. La gente madruga por Fernando, todavía no está acostumbrada a madrugar por Carlos. Tendrán que acostumbrarse, porque Carlos nos va a dar muchas alegrías.

P: ¿Cuál es su mejor recuerdo de estos once años narrando carreras de Fórmula 1?

R: Hay momentos inolvidables narrando. Las últimas vueltas del Mundial 2005 son increíbles, o el GP de Italia que ganó Fernando en 2010. Increíble aquel Gran Premio de Hungría de 2006, cuando Pedro consigue ese podio. Los momentos de ese GP cuando teníamos a dos pilotos españoles primero y segundo, aunque luego Fernando tuvo el problema de la tuerca y no pudo terminar. Ese momento no me lo creía. No se por quién me alegraba más: Fernando me tenía más acostumbrado a estar en zona de podio, pero Pedro no. Yo sabía lo importante que era para él. Luego los momentos posteriores, cuando Fernando se acercó a la zona de entrevistas para darle un abrazo o después cuando Pedro entró en el hospitality de McLaren. En aquellas ocasiones se me ponía la piel de gallina. Espero que los mejores estén aún por llegar, aunque no sé si van a poder repetirse.

P: Cuando se vaya del primer plano televisivo, ¿mantendrá la relación personal con Fernando Alonso?

R: Seguramente hasta la potenciemos. Tengo un problema: dos caras, la del Lobato periodista y la de Antonio persona. Fernando conoce ambas, pero él también sabe que el Lobato periodista ha desaparecido porque siempre he antepuesto el Antonio amigo. Él y su entorno (su padre, su mánager, etc.) saben que hay muchas cosas que hemos compartido estos años que como periodista hubiera sido la leche poder contar, pero me las he callado como un campeón. Esa confianza ha alimentado mucho nuestra relación. En el futuro, cuando ya no esté a este lado, será todavía mejor. Ya no habrá tanto peligro, o que pueda tener un ramalazo de profesionalidad que pueda decir algo. Podré montar en bici con él más a menudo. aunque para eso tendrá que volver de Dubai, que a Dubai no pienso ir (risas).

P: Precisamente por esa amistad que les une, ¿en ciertos momentos le han podido los colores?

R: No. Siempre tenemos un enfoque un tanto parcial de lo que está pasando en un GP, porque hablamos para un público que mayoritariamente quiere que gane Fernando Alonso. Es lo mismo que un narrador de la Selección española de fútbol. Puede que el enfoque tampoco sea absolutamente objetivo: te alegras cuando marca la Selección, y cuando te marca Alemania u Holanda, narras el gol un poco más bajito. En esto es igual. Levanto el tono más cuando Fernando está haciendo algo, me alegro más cuando Fernando está ganando, o cuando Carlos puntúe o Pedro cuando subió al podio, pero siempre sin menospreciar al resto. Es algo que muchas veces en redes sociales mis 'haters' tratan de sacar, como que yo maltrato al resto de pilotos. Todo lo contrario: no me interesa maltratar al resto de pilotos, sino mostrar sus virtudes. Cada vez que Fernando les gane o quede detrás de ellos con un coche inferior, le estaré dando más valor a su actuación. Yo siempre desde el respeto valoro mucho al resto de pilotos, pero caramba: tenemos objetivamente al mejor piloto de la parrilla ahora mismo. ¿Por qué voy a ser absolutamente objetivo o neutro cuando el 99,9% de los que están al otro lado quieren que no lo sea? A veces también subo de decibelios, y esto lo pueden decir mis compañeros técnicos de sonido, cuando veo algo importante que no ha hecho Fernando, como un adelantamiento de Hamilton o una locura de Kimi. Levanto la voz casi lo mismo o más que cuando lo hace Fernando. Bueno, cuando lo hace Fernando un poquito más (risas).

P: ¿Cómo lleva las fuertes críticas que recibe, sobre todo en las redes sociales?

R: Muy bien. Me divierto muchísimo. Trato de no polemizar mucho, porque en cuanto les das un poco van a saco, pero de vez en cuando, en un chat o similar, sí me gusta elegir las preguntas cañeras. Si me llega una pregunta que es una impertinencia, yo contesto con más impertinencia aún, o por lo menos, con los pies en el suelo, pero parándole los pies al otro. Nadie puede dudar de mi profesionalidad o las tonterías que siempre se dicen: que si Fernando y yo tenemos una relación sentimental o sexual, etc. Cuando hay preguntas de ese tipo, yo le intento dar un poco de humor. Normalmente el otro sale bastante escaldado. A veces dentro de esos comentarios hay muchos que te sirven para aprender, pero hay una minoría que, claro, como se puede escribir sin tener puesto el DNI y sin saber quién es, puede decir muchas barbaridades. Hay que blindarse de esos y aprender de las críticas constructivas, que para mí son muy valiosas.

P: ¿Cómo ve a la 'rookie' del equipo, Lucía Villalón?

R: Lleva un Gran Premio, y de todo lo que hemos hecho, lo que más me ha sorprendido ha sido ella. Aparte de que lo ha hecho fantástico, tiene un encanto especial que llega a todo el mundo. Toto Wolff está admirado por ella. Le ha hecho una entrevista a Lewis Hamilton espectacular y ha conseguido transmitirle algo, no sé el qué, que ha hecho que hable con una sinceridad y una tranquilidad que no le había visto nunca. Yo mismo aluciné con lo buena que era la entrevista y la hizo ella, no le pasamos las preguntas ni nada. Es una chica hipertrabajadora. He tenido que pararla durante la pretemporada porque se puso a estudiar el reglamento técnico de la Fórmula 1. Tiene unas ganas de aprender brutales. Evidentemente no está ahora mismo al nivel de ir al 'pitlane' y contarlos lo que pasa ahí, para eso está Jacobo. Ella está para hacer entrevistas a pilotos y jefes de equipo, hacer reportajes, etc. Sobre todo está para que usemos sus ojos 'novatos' para que vea cosas que la sorprendan y nos lo transmita. Hemos perdido esa frescura y ese es uno de mis grandes problemas ahora. Después de once años he perdido esa capacidad de asombro en la Fórmula 1.

P: ¿Han perdido mucho público que se ha ido a Movistar TV? ¿Qué opinión le merece el trabajo de su principal rival?

R: Los resultados del año pasado en Movistar no fueron muy buenos. He hablado con gente de allí y me dicen que mientras estemos nosotros, su presente es muy malo porque la gente no está acostumbrada a pagar por ver acontecimientos deportivos. Yo lo que me planteo es si realmente tiene interés todo lo que hacen. En su día algunos directivos de Telefónica me dijeron en la distancia que ellos iban a apostar por la calidad. Mi sensación es que están apostando por la cantidad. Son demasiadas horas para un equipo de gente que es importante, pero sacar tantas horas y darles contenido es complicado. Como digo yo, es para los 'frikis' de este deporte, los que se lo tragarían todo y están pendientes de todo cada minuto. La mayor parte de los que ven Fórmula 1 lo que quiere ver es la carrera y un buen previo antes de la carrera. Esa es nuestra apuesta: hacemos un buen previo con una calidad que no tiene discusión y que hemos ido subiendo estos años, y luego la carrera. Meter un programa especial una hora antes de unos entrenamientos libres, o enganchar la primera sesión de libres con la segunda cuando ya has tenido hora y media de charla. Me parece excesivo.

P: ¿Se atreve a pronosticar quién será campeón del mundo y cómo lo harán Alonso y McLaren este año?

R: Hamilton campeón, clarísimamente. Y sobre Fernando y McLaren. está complicada la cosa. Button a 38 segundos del penúltimo en la primera carrera de la temporada, y Fernando con un motor menos ya porque el de Magnussen iba perdiendo piezas en la vuelta de formación. McLaren irá de menos a más, pero eso no es difícil porque están en la nada más absoluta. Yo creo que a partir de mitad de temporada estarán para poder hacer podios. A final de temporada, cuando pongan todo en su sitio y puedan entender este coche tan radical de concepto, poner toda la potencia en el motor sin que se rompa, solucionar los problemas de refrigeración del MGU-K. igual después del verano pueden luchar por algún podio. Pero no hay que olvidar que tiene que pasar algo arriba: Mercedes, Williams y Ferrari están muy fuertes. Vamos a cruzar los dedos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos