El UCAM se fija en el polémico y habilidoso Bruno Vinicius

Se trata de un extremo con pegada, que ha marcado 8 goles este año con el Sabadell y se hizo famoso en 2013 por atacar a Casillas

JOSÉ OTÓNMurcia

Pedro Reverte está trabajando en la confección de la nueva plantilla del UCAM. El director deportivo lorquino debe cambiar el chip respecto al año pasado y buscar jugadores con calidad para un fútbol más exigente que el de la Segunda B y en el que se juega a mucha más velocidad. Una categoría en la que la calidad es imprescindible de medio campo para arriba. Por eso se ha fijado en Bruno Vinicius, un extremo brasileño nacido en Cuiabá, Brasil, que la pasada campaña jugó en el Sabadell del grupo III de Segunda División B.

Bruno Vinicius se formó en la cantera del Real Madrid, donde jugó de 2010 a 2014. Los dos últimos años militó en el equipo C del club blanco en Segunda B, aunque el descenso del Castilla le obligó a buscarse la vida lejos de la capital de España. De allí se fue al Sant Andreu, del grupo III. En el equipo catalán fue titular en 22 partidos, jugó 1.838 minutos y marcó 4 goles. Su habilidad para el regate y su fortaleza para el golpeo de cabeza le abrieron las puertas del Sabadell, un equipo con potencial que aspiraba al ascenso de categoría.

Pero, paralelamente a lo que hacía en el terreno de juego, Bruno Vinicius se hizo famoso en las redes sociales. Hasta Cristiano Ronaldo le alentó: «Nunca te rindas, trabaja cada día para mejorar, que vas a conseguir muchas cosas». Pero precisamente en Twitter dio su primer paso en falso. Sobre todo cuando se mofó del entonces portero de la selección y del propio Real Madrid justo días después de ver cómo el Madrid no le renovaba su contrato: «Casillas juega mucho... solo no juega fútbol jajajaja!!».

Lejos de dar marcha atrás, se justificó con un tuit posterior: «No me río, solo le doy la razón a Mourinho». Era el verano de 2013 y España perdía en la final de la Copa Confederaciones ante Brasil. «España da pena», aseguró. La repercusión de sus tuits le obligó a borrarlos y a hacer desaparecer su perfil para crearse uno nuevo, y argumentó que alguien le había robado la cuenta y que a Casillas «lo admiro, es uno de los mejores porteros del mundo», aclaró más tarde.

18 partidos de titular

Ahora parece más maduro y asentado en el Sabadell, equipo con el que, a pesar de haberse quedado fuera del 'playoff' tras acabar séptimo en la liga regular, ha firmado una gran temporada con 25 partidos disputados en el cuadro arlequinado, 18 como titular, 7 como suplente. En la Nova Creu Alta ha marcado un total de 8 goles. Eso le ha puesto en la órbita de un equipo como el UCAM, que necesita para Segunda futbolistas con desborde y con fantasía, aunque tengan un pasado con algún que otro resbalón. Un caso parecido al de Wellington Silva, un brasileño que aterrizó en el Murcia con fama de díscolo y que encontró aquí el sitio ideal para desarrollar su mejor fútbol.

 

Fotos

Vídeos