Un desastre sin consecuencias

Pedreño dispara en el partido de ayer ante el Hércules. /
Pedreño dispara en el partido de ayer ante el Hércules.

El Plásticos Romero cae goleado (0-5) por el penúltimo en un partido de trámite, antes de afrontar la fase de ascenso

LA VERDADcartagena

El Plásticos Romero Cartagena completó ayer su peor partido de todo el año, precisamente el de la despedida ante su público de la Liga regular, y cayó goleado de un modo estrepitoso ante el flojo Hércules San Vicente (0-5), que ha terminado el año segundo por la cola y solo se ha salvado del descenso gracias al pésimo rendimiento del O Parrulo. Ayer, con los de casa pensando solamente en el primer partido de la fase de ascenso -será el próximo sábado en Cartagena ante el Elche-, los alicantinos se dieron un buen homenaje.

El partido arrancó con el Hércules adelantándose en el marcador con el tanto de Gabri en el minuto 3. A pesar de esta ventaja en el marcador de los visitantes, la primera parte transcurrió muy igualada con ocasiones para ambos conjuntos pero los locales vieron cómo Carri subía el segundo tanto para los sanvicentinos. El Plásticos Romero Cartagena insistió sobre la portería de Parra, sin conseguir penetrarla, y así llegó al descanso.

Guillamón dio oportunidades a todos sus hombres. Tano y los jóvenes Joaquín y Dani Gómez jugaron muchos minutos y los jugadores que más castigados han llegado al final de la campaña fueron reservados por el técnico local. La idea es que todos lleguen frescos a la dura pelea por el ascenso a Primera. Para lograrlo, habrá que superar dos eliminatorias al mejor de tres encuentros.

Tras el paso por los vestuarios, el Central fue testigo de un partido abierto, con alternativas y poca tensión. El Futsal Cartagena se hizo con la posesión del balón y sometió a una dura presión a la defensa herculana, que supo hacer frente a la situación. Ante la falta de definición de los locales, Guillamón optó por el juego de cinco para intentar anotar con la superioridad. Sacó a Enrique con la camiseta de jugador-portero a falta de siete minutos. Sin embargo, fue el Hércules quien volvió a golpear. Álex sumó el tercero para su equipo, aprovechando un error de los cartageneros en un robo de balón de Josete, que asistió al autor del tanto.

El equipo local continuó con portero-jugador hasta el final del encuentro y el Hércules siguió afinando su puntería de cara a puerta, esta vez, con Josete que anotaba el cuarto. Ya en el último minuto del encuentro, Carri volvió a marcar. El 0-5 final es un resultado sorprendente, pero no debe afectar en nada a un equipo que, por ejemplo, la semana pasada ganó a domicilio al segundo clasificado, un Uruguay Tenerife que se enfrentará en la otra eliminatoria por el ascenso al Brihuega. Los cartageneros, con el factor cancha en contra, juegan el sábado próximo ante el Elche.