290 valientes en el Valle de Carrascoy

Dos participantes en la IX Integral La Cabra, ayer. :: paco pagán
/
Dos participantes en la IX Integral La Cabra, ayer. :: paco pagán

García Pérez llega el primero en la IX Integral de la Cabra en una jornada con diez abandonos y otros tantos descalificados

JUAN ANTONIO CALVO

Una edición más se celebró ayer, y van nueve ya de la popular y exigente prueba Integral de la Cabra que cada año organiza con notable éxito el club RutasMTBMurcia y que reúne a 300 participantes, ni uno más ni un menos, puesto que es la cifra tope que autoriza la Dirección General del Medio Natural. Al final tomaron la salida 290, que fueron los que se presentaron a retirar su dorsal en el IES de Sangonera la Verde dispuestos a pasarse toda la mañana subiendo y bajando El Valle y la sierra de Carrascoy.

Apenas cuatro minutos menos de cuatro horas (3h.56m34s) hizo el primer clasificado, que fue Juan Antonio García Pérez (M-30), seguido por Eduardo Barbera Fuertes (3.56.36), mientras que tercero fue Mariano Guillamón Pérez (4.00.09) y a partir de ahí un goteo incesante de corredores entrando en meta en las siguientes cuatro horas con el cansancio reflejado en su rostro pero con la satisfacción de haber superado el reto de 'la cabra', una dura y exigente prueba de 80,4 kilómetros, con un desnivel acumulado positivo de 2.500 metros. De la dureza de la prueba habla bien a las claras el hecho de que, cuando ya se llevaban 5 horas y 20 minutos de carrera, faltaban por llegar cien de los 290 corredores que habían tomado la salida.

Una de las curiosidades de la prueba es que entre los participantes que tomaron la salida había dos menores de 18 años, dos mayores de 60 y dos féminas: Mari Carmen Arellano, de Sangonera, que fue la que primero llegó de las dos y ocupó el puesto 190 tras más de sies horas pedaleando, y Lidia Cerón.

Hay que destacar también la proeza de Jamey de Neve, un corredor de 19 años de Torrevieja que acostumbra -y no es la primera vez que lo hace- a hacer el trayecto Torrevieja-Sangonera en bici, correr y volver en el mismo medio de transporte a su localidad.

No hubo que lamentar incidentes de gravedad, aunque cuatro participantes tuvieron que abandonar la carrera por diversas lesiones tras otras tantas caídas.