Denuncian dos veces en una hora al mismo conductor por dar positivo en alcohol en Murcia

Denuncian dos veces en una hora al mismo conductor por dar positivo en alcohol en Murcia
LV

Pese a haber sido inmovilizado en el primer punto, quebrantó la medida cautelar y fue interceptado de nuevo en otro control preventivo

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia detectó dos veces en una hora al mismo conductor circulando bajo los efectos del alcohol, el cual fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico, por conducir superando las tasas de alcoholemia y por quebrantar una medida cautelar de inmovilización.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del pasado sábado, 10 de agosto, sobre las seis de la tarde en la autovía A-30, que une Albacete con Cartagena, a la altura del puerto de la Cadena, cuando guardias civiles del Sector de Tráfico de Murcia interceptaron al conductor de un turismo que no guardaba la distancia de seguridad con el vehículo que le precedía, por lo que fue parado por los agentes.

Los guardias civiles apreciaron claros síntomas de ingesta de bebidas alcohólicas por lo que fue sometido a las pruebas reglamentariamente establecidas. El conductor arrojó los resultados de 0,53 y 0,48 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, duplicando con ello la tasa máxima permitida -que es de 0,25 mg/l-, por lo que fue denunciado a la Jefatura Provincial de Tráfico, quedando inmovilizado el vehículo en el área de servicios de Las Cumbres, como medida cautelar adoptada para garantizar la seguridad vial.

Posteriormente y tras haber quebrantado la medida cautelar de inmovilización, el mismo conductor utilizó de nuevo el vehículo y volvió a ser interceptado a las 19.05 horas del mismo, tan solo una hora después del episodio anterior, en la carretera convencional desdoblada RM-19, (puerto de la Cadena–San Javier) conocida popularmente como la autovía del Mar Menor, a la altura del término municipal de San Javier, en un dispositivo preventivo de control de alcohol y drogas, donde fue sometido de nuevo a las pruebas de alcoholemia en las que arrojó un resultado de 0,34 y 0,39 mg/l de aire espirado, en sendas pruebas reglamentarias.

El quebrantamiento de la medida cautelar de inmovilización del vehículo, adoptada por los agentes de la autoridad, en los casos previstos en la Ley de Seguridad Vial, constituye una infracción administrativa que se sanciona ante la Jefatura Provincial de Tráfico, que lleva aparejada una sanción económica de 200 euros y la retirada 4 puntos del permiso de conducción.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico (DGT), conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se incrementarán en particular durante el periodo estival, ligadas a actividades festivas y de ocio en diferentes poblaciones de la Región de Murcia, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

Por otro lado, la Guardia Civil de la Región de Murcia quiere apelar a la conciencia cívica de la población para que, avisen al teléfono 062 (Guardia Civil) o 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio, cuando se encuentren con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol, con la finalidad de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad, evitando el consiguiente riesgo.

Segundo caso en 15 días

Se trata del segundo caso de quebrantamiento de inmovilización tras haber sido interceptado conduciendo bajo los efectos del alcohol, ya que el pasado 27 de julio, efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia investigaron al conductor de un turismo en la carretera convencional desdoblada RM-12 (AP-7/La Manga del Mar Menor), por dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y otro por negativa a someterse a las pruebas, y que tras haber sido inmovilizado fue detectado de nuevo a las 9:00 horas del mismo día en la misma carretera RM-12, proximidades de la población cartagenera de Los Belones en un dispositivo masivo de control de alcohol, drogas y velocidad, casi triplicando la tasa máxima permitida, por lo que fue investigado por un nuevo delito contra la seguridad vial: conducción bajo la influencia de alcohol con tasas superiores a las penalmente admisibles.

4.645 conductores controlados el pasado fin de semana

En los diferentes dispositivos preventivos de verificación de alcohol y drogas realizados por efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia durante el pasado fin de semana, especialmente realizados en torno a los desplazamientos derivados de actividades de ocio procedentes de zonas del litoral murciano, han sido controlados 4.645 vehículos, de los cuales 112 arrojaron resultado positivo en alcohol (2,41 %), habiendo sido detenidos 13 conductores por delito contra la seguridad vial (alcoholemia), que fueron puestos a disposición judicial, así como otros 99 denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. También han sido denunciados 20 conductores por circular tras haber consumido drogas o estupefacientes (cannabis, cocaína, anfetaminas y mentanfetaminas).