Deniegan la incapacidad total a un camionero al que trasplantaron un dedo del pie a una mano

El Palacio de Justicia de Murcia, sede del TSJ, en una foto de archivo./Nacho García / AGM
El Palacio de Justicia de Murcia, sede del TSJ, en una foto de archivo. / Nacho García / AGM

Según una sentencia del TSJ de Murcia, puede realizar los trabajos que no le exijan un esfuerzo especial por ser livianos o sedentarios

EFEMurcia

Un camionero que sufrió contusiones en un accidente y al que trasplantaron un dedo del pie a una mano no está impedido para realizar toda clase de trabajos, ya que puede realizar los que no le exijan un esfuerzo especial por ser livianos o sedentarios. Así lo dicta una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia que desetimó su recurso, en el que reclamó la incapacidad absoluta para cualquier actividad laboral.

El TSJ confirma la resolución del juzgado de lo social de Murcia al que correspondió su demanda, que le reconoció la incapacidad permanente total para su trabajo, con una pensión mensual del 55 % de su base retributiva. En su recurso alegó que como consecuencia del accidente, en el que sufrió numerosas fracturas y contusiones, sufre un síndrome depresivo y tuvo que someterse a una cirugía de transferencia microquirúrgica del primer dedo del pie derecho a una mano para que esta no perdiera su función de pinza.

De todas formas, añadía, esa mano no dejó de ser «catastrófica», al haber perdido su funcionalidad, y le quedaron multitud de cicatrices de las heridas sufridas en el accidente. Apuntó también para apoyar su solicitud de incapacidad absoluta para todo trabajo que su patología es crónica, irreversible y con empeoramiento progresivo. La sala desestimó la apelación al señalar que el afectado no presentó ningún informe pericial para contrarrestar el emitido por el equipo de valoración de incapacidades, que concluye que puede afrontar el desarrollo de trabajos livianos o sedentarios.