Declaran improcedente el despido de un trabajador que firmó un albarán sin comprobar el pedido que recibió

Declaran improcedente el despido de un trabajador que firmó un albarán sin comprobar el pedido que recibió

La sentencia obliga a readmitir al despedido o a pagarle una indemnización cercana a los 4.900 euros

EFE

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado que declaró improcedente el despido de un trabajador que fue acusado por la empresa de no controlar la recepción de palés, lo que le habría supuesto unos perjuicios de 7.600 euros.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, confirma así la sentencia recurrida, que condenó a la empresa, N.C., a readmitir al despedido o a pagarle una indemnización cercana a los 4.900 euros.

El Juzgado de lo Social de Murcia declaró probado que en los meses de febrero y marzo de 2017 se produjeron la entrega de palés en el almacén, de las que el trabajador firmó los albaranes correspondientes sin contar el número de los mismos.

Y añadía que, habitualmente, cuando se producía una entrega de los mismos, la persona que los suministraba se dirigía a la oficina de la encargada de compras y le entrega el albarán, tras lo cual, aquella le estampaba el sello de la empresa.

En ocasiones los empleados de aquella acudían a las instalaciones del suministrador para recoger palés.

Aquel tenía un acuerdo con la empresa en virtud del cual reparaba palés rotos y a cambio de ello se quedaba con tres de cada diez.

El Juzgado declaró que el hecho de que en los días concretos que se mencionaban en la carta de despido pudiera existir alguna diferencia entre los palés entregados y los que figuraban en los correspondientes albaranes no implicaba, necesariamente, que se hubiera cometido fraude alguno.

El TSJ participa de esa valoración, por lo que desestima el recurso de la empresa, a la que condena a pagar, en concepto de costas, 300 euros al letrado del trabajador.