Los daños por la gota fría rondan ya los 600 millones

Martínez Vidal, durante la rueda de prensa de ayer. / G. Carrión / AGM
Martínez Vidal, durante la rueda de prensa de ayer. / G. Carrión / AGM

El informe provisional de la Comunidad calcula que las pérdidas afectaron a 12.000 viviendas, 5.000 vehículos y 113.000 hectáreas de cultivos

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Hace una semana rondaban los 400 millones de euros, ahora se elevaban ya a casi 600, y la consejera de Empresa y portavoz del Gobierno regional, Ana Martínez Vidal, advirtió este jueves de que la evaluación de daños de la reciente gota fría aún es provisional y es probable que se incremente aún más.

El Consejo de Gobierno fue informado en su reunión de este jueves de las primeras cifras globales de daños, de acuerdo con los datos recopilados por el consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, comisionado especial del Ejecutivo para esta tarea. Las pérdidas ascendieron, según este primer informe provisional, a 590.774.720 euros, e incluyen los desperfectos detectados hasta el 30 de septiembre en infraestructuras de las administraciones estatal, autonómica y local, así como las pérdidas en instalaciones privadas y en agricultura, ganadería y piscifactoría.

EVALUACIÓN DE DAÑOS

Total
El Gobierno regional cuantifica en 590.774.720 euros los daños causados por la gota fría en la Región, cantidad que incluye los siguientes capítulos
Bienes de carácter privado
237.731.000 euros.
Desperfectos en instalaciones municipales
144.776.000 euros.
Pérdidas en la producción agrícola
101.756.000 euros, que incluyen los daños en infraestructuras de producción (52.456.000 euros), las pérdidas en producción de cultivos (23.275.000 euros) y en ganadería y piscifactoría (25.025.000 euros).
Perjuicios en las infraestructuras estatales
60.000.000 euros.
Daños en edificaciones de titularidad autonómica
46.510.000 euros.

La consejera Ana Martínez Vidal subrayó que «se ha tratado de la mayor inundación de los últimos cien años en la historia de España, una riada sin precedentes, solo comparable a la riada de Santa Teresa de 1879 y en la que hubo casi 900 fallecidos». De los casi 600 millones de euros en daños, un total de 237.731.000 corresponden a los deterioros en bienes de carácter privado; 144.776.000 euros a desperfectos en instalaciones municipales; 101.756.000 euros a las pérdidas en la producción agrícola; 60.000.000 euros es la estimación de perjuicios en las infraestructuras estatales que calcula la Comunidad, y 46.510.000 euros en las edificaciones de titularidad autonómica.

López Miras viaja a Bruselas la próxima semana para recabar la solidaridad de las instituciones europeas

La portavoz del Ejecutivo prestó especial atención a las pérdidas en la agricultura, que hasta la pasada semana habían generado 1.720 declaraciones de daños en 113.384 hectáreas de tierras de cultivo como consecuencia de arrastres de tierras, cárcavas, roturas de caminos, vallas, incluso naves e invernaderos.

Martínez Vidal explicó que los 101 millones de pérdidas en el sector incluyen los daños en infraestructuras de producción (52.456.000 euros), en los cultivos (23.275.000 euros) y en ganadería y piscifactoría (25.025.000 euros).

A esta cantidad hay que sumar los desperfectos en caminos rurales e instalaciones de titularidad municipal (18.497.000 euros) y en las infraestructuras de medio natural y depuración autonómicas (5.662.000 euros), con lo que los perjuicios totales en el campo murciano alcanzarían los 125.917.000 euros.

Los Reyes, hoy en Los Alcázares

El presidente regional, Fernando López Miras, tendrá la oportunidad de transmitir algunos de estos datos a los Reyes, Don Felipe y Doña Letizia, que esta tarde visitan Los Alcázares para conocer de primera mano la magnitud de la tragedia vivida a mediados de septiembre y trasladar su apoyo a la población.

La portavoz del Ejecutivo autónomo reiteró las críticas al Gobierno central por lo que considera escasa atención a los damnificados. «El montante de daños ocasionados por este episodio de precipitaciones extraordinarias, que registró un total de 2.800 hectómetros cúbicos en dos días, requiere necesariamente de ayudas estatales excepcionales en la Región de Murcia», señaló Ana Martínez Vidal en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

De ahí que justificara que sea el presidente de la Comunidad Autónoma, en lugar del Gobierno central, como es preceptivo, el que haya remitido sendas cartas a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, para solicitar la intervención del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea (UE) para hacer frente a los daños sufridos en la Región por la DANA.

La UE ya recurrió a este fondo con motivo de los terremotos de Lorca, en 2011, lo que permitió que la Región recibiera 21 millones de euros procedentes de Bruselas. «Nos hemos visto obligados a recurrir a instituciones europeas para solicitar su ayuda por la magnitud de esta catástrofe y porque no hemos recibido, por parte del Estado, la asistencia que corresponde a una tragedia de estas dimensiones», agregó la portavoz del Gobierno regional.

López Miras tiene previsto viajar la próxima semana a Bruselas con una agenda que incluye varias reuniones con representantes del Parlamento Europeo y la intervención en el Comité de las Regiones, donde expondrá los perjuicios sufridos por la gota fría y demandará la solidaridad de las instituciones comunitarias.

«La mayor catástrofe»

«La Comunidad Autónoma resolvió de una manera brillante la gestión de la emergencia y, tal y como corresponde, se hizo cargo de ella con sus medios personales y materiales», indicó Martínez Vidal, para quien «el Estado debe asumir sus responsabilidades y establecer una línea de subvenciones que restablezca la totalidad de las pérdidas». El dispositivo de emergencia desplegado movilizó a 7.600 personas y un millar de vehículos, informó la consejera.

Martínez Vidal explicó que el Consorcio de Compensación de Seguros ha calificado el temporal que asoló la Región de Murcia como «la mayor catástrofe por inundaciones en España», lo que requiere de una respuesta estatal adecuada a las circunstancias. Según las cifras que se barajan, 12.000 viviendas y 5.000 vehículos sufrieron daños en la Región de Murcia. Por ello reprobó la falta de respuesta por parte del Gobierno central a las reuniones solicitadas por varios consejeros del Ejecutivo autónomo.

Más