Muere José Sazatornil, actor imprescindible de los años dorados del cine español

El actor José Sazatornil, en una escena de 'La escopeta nacional'./
El actor José Sazatornil, en una escena de 'La escopeta nacional'.

'Saza', nacido en Barcelona en 1925, sufrió la llegada del Alzheimer en los últimos años de su vida

ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Esta madrugada ha fallecido uno de los actores más representativos del cine español de la segunda mitad del siglo XX, el actor José Sazatornil Buendía, más conocido como 'Saza'. Tenía 89 años y, en 2013, su familia anunció que padecía Alzheimer, una enfermedad que le sobrevino cuando llevaba más de una década retirado. El fallecimiento se producía esta madrugada en la residencia madrileña en la que estaba ingresado y su cuerpo ha sido trasladado al tanatorio madrileño de la M-30 este mediodía, mientras que el entierro tendrá lugar mañana a las 11.00 en el cementerio de la Almudena.

más información

Nacido en Barcelona en 1925, durante años fue una de las caras más reconocidas del cine español. De barbilla pronunciada, ojos saltones y sonrisa perenne, desplegó su inolvidable vis cómica en más de un centenar de películas y el doble de obras de teatro. Una dilatada trayectoria que fue reconocida el año pasado con el premio a 'Toda una vida' que concede la Unión de Actores. También fue galardonado con el Premio Nacional de Teatro "José Isbert" en 2005.

Casado con la también actriz Carmen Serrano, con la que tuvo una hija, su currículum artístico reúne decenas de títulos imprescindibles del cine español como 'La escopeta nacional' (1978) de Berlanga, donde interpretó a un empresario catalán que viaja hasta Madrid para participar por todos los medios posibles en una cacería y poder así hacer negocios con la élite social y política.

Además de Berlanga, que contó con el actor para otros títulos como 'El verdugo' (1963) y 'Todos a la cárcel' (1993), 'Saza' trabajó con José Luis Cuerda en 'Amanece que no es poco' (1989), con Mario Camus en 'La Colmena' (1982) o con Antonio Mercero en 'Espérame en el cielo', papel con el que recibió el Goya al mejor actor de reparto en 1988 gracias a su interpretación de un funcionario falangista en el Palacio de El Pardo.

Histrionismo a la española

Su carácter y su forma de interpretar a los personajes, particularmente histriónico, le convirtió en uno de los actores más populares del cine español, formando parte de una generación de profesionales de la escena, muy prolíficos, con la que el cine español experimentó su despegue en los años 60 y 70, compartiendo escenario tanto en el cine como en el teatro con otras estrellas imprescindibles de la época como Concha Velasco, con la que interpretó en el teatro la obra 'Filomena Maturano' o la inolvidable Gracita Morales, con la que llevó al cine 'Las que tienen que servir'.

Sus inicios se ubican en el teatro de aficionados, donde ya hizo gala de su particular humor en las decenas de funciones en las que participó desde su mayoría de edad. En el cine, su primer papel tuvo lugar en 1953 en 'Fantasía Española'. A partir de ahí alternaría el cine y el teatro, llegando a constituir en 1957 su propia compañía.