Morenés: «El proceso de transformación actual necesita grupos fuertes como Vocento»

Pedro Morenés en su laudatio para el premio que recibe Vocento./
Pedro Morenés en su laudatio para el premio que recibe Vocento.

El embajador de España en Estados Unidos refleja en su discurso el carácter "joven y dinámico" de Vocento basado en la "solvencia, prestigio, credibilidad, influencia y liderazgo" de su "larga" historia

COLPISAnueva york

«Buenos días. Es para mí motivo de sincera satisfacción participar hoy aquí, en Nueva York, de este reconocimiento periodístico 'First Amendment Award' que anualmente otorga la Asociación Española de los Eisenhower Fellows a Vocento, grupo líder de comunicación español y grupo líder de comunicación en español. La comunicación, la información, el pensamiento, el debate, la reflexión, la cultura, el lenguaje, la opinión... son conceptos que ponderan al ser humano, que sustentan su racionalidad, su deber y derecho de contribuir al progreso de su tiempo, de su sociedad y de sí mismo. Y todos ellos están en la raíz y la razón de ser, y de crecer, de Vocento. Su materia prima, la palabra; su técnica, el periodismo; su mercado, la opinión pública definen en sí mismos un modelo de negocio comprometido y orientado como pocos al servicio a los ciudadanos y a la salvaguarda de su libertad de expresión, de su necesidad de conocimiento y de su estabilidad, en un modelo maduro de Estado democrático, de separación de poderes y garantías constitucionales.

más información

A todo ello, nada menos que a todo ello, se dedica cada día, y desde hace quince años, Vocento. Quince años que proyectan en el horizonte un grupo de medios joven y dinámico, nacido como tal en el siglo XXI, pero al que confiere solvencia, prestigio, credibilidad, influencia y liderazgo la larga historia, más que centenaria, de buena parte de las cabeceras que lo conforman. Quince años que invitan a celebrar una larga vida por delante, máxime cuando se sustentan sobre una trayectoria tan dilatada y unas hemerotecas tan gruesas.

El diario nacional decano en España, ABC, abrigo del mejor arte de escribir y tesorero por excelencia de las esencias periodísticas; doce periódicos regionales, la mayoría líderes en su ámbito de difusión; una agencia de noticias -Colpisa-, tres suplementos semanales, dos revistas, presencia en televisión a través de Net TV y el holding audiovisual Veralia, una plataforma de e-comerceen prometedora expansión... dan lugar a 2,2 millones de ejemplares de prensa vendidos a diario, a 28 millones de contactos digitales al mes; a 4,2 millones de lectores solo de los semanarios y revistas... Un fabuloso poder de comunicación y alcance que Vocento, a través de sus gestores y más de 2.700 empleados, ha sabido utilizar para ser viable como gran empresa cotizada en Bolsa y para consolidarse como líder de un sector del que depende mucho más que la colocación de un producto en el mercado.

El negocio afronta hoy un proceso de transformación arriesgado, complejo, en algunos aspectos incierto, pero ineludible y necesitado de grupos fuertes, decididos a invertir en su futuro, fieles a sus principios pero abiertos al progreso, como ha demostrado ser y hacer Vocento, y cada una de las marcas que lo conforman y enriquecen. Ellas tuvieron la visión de encontrarse y complementarse, nutrirse la una de la otra, crecer juntas y sumar fuerzas para un mañana que no lo pone fácil a nadie, como lo hicieron tantos y tantos desafíos previos librados -y ganados- por la tecnología, el periodismo y la humanidad en general.

Desde que hace 163 años, en 1854, naciera El Norte de Castilla, el diario más antiguo de cuantos hoy se editan en España, son incontables las transformaciones que ha sufrido el mundo de la comunicación y los hitos en los que ha sido pionera alguna de las hoy publicaciones de Vocento. Unidas, las ambiciones y responsabilidades se multiplican y también las posibilidades de éxito en forma de desarrollo, del que se beneficiarán el grupo, el sector y cada una de las 30 millones de personas que conforman la audiencia global de Vocento, que confían en la compañíapara informarse, estar al día y obrar en consecuencia.

Me atrevo a calificarla como una audiencia más global que nunca, porque quizá el mayor reto al que se enfrentan hoy los medios de comunicación sea, precisamente, el de la ausencia de límites. Se desvanecen las fronteras, los cotos de mercado, los límites espaciales e incluso temporales. Desde Nueva York, podéis conocer ahora mismo lo que está pasando en España con un solo clic en vuestro teléfono móvil; e incluso sin pulsar si quiera, pues en cualquier momento os saltará una alerta de cualquiera de vuestras webs informando de una última hora. En este mundo en expansión, al que tan mal le sienta cualquier intento de levantar muros e impostar diferencias excluyentes, Vocento cuenta con un resorte más a la hora de tomar la delantera y marcar la pauta en esa carrera por definir la personalidad y las reglas del juego del futuro del periodismo y la comunicación: el idioma. La lengua española. Sin duda, el mejor cable trasatlántico -y sin hilos-, el nexo de unión más fuerte y poderoso, más sólido y saludable, de cuantos unen España con América y, también, con el resto del mundo.

Vocento tiene capacidad, experiencia y legitimación para impulsarse desde el uso del español, e impulsar el uso del español a este lado del charco, de manera particular en tantos países iberoamericanos en los que no solo se quiere a España, sino que se la necesita. Para apuntalar sus democracias, sus economías y los derechos de sus gentes a disfrutar de las oportunidades de un siglo XXI que será tan dichoso y próspero como el hombre y la nobleza de sus ambiciones quieran. Es un hecho que ABC es hoy el medio de comunicación de referencia para la sociedad venezolana que sueña con un país a la altura de las posibilidades humanas y riquezas naturales con que está dotado.

También en América se espera a Vocento. También aquí se os valora. Sirva de muestra este acto. Y permitidme que desde la Embajada española en EE UU, desde la distancia geográfica que te hace sentir más cerca emocionalmente, celebre y reconozca el trabajo de los medios de comunicación españoles, la vocación de quienes los hacen posibles desde las interminables jornadas en una redacción, el don de la palabra y la clarividencia de las grandes firmas que nos ilustran a diario, el servicio esencial que presta el periodismo a una civilización que tiene más información que nunca, pero que no siempre es la mejor informada.

Vocento es la suma de muchas historias de éxito. Multiplicadas por sus lectores, espectadores e internautas. Una historia que se ha vivido y contado a lo largo de 60.000 días en papel, en ondas, online... desde cada rincón de esa compleja España de las autonomías que se encuentra también en la idiosincrasia de Vocento; en su compromiso con España y sus regiones, con la democracia, la Constitución y las libertades; en su observancia del rigor, independencia, honestidad, prudencia y valentía que distinguen a los medios de comunicación que sí dignifican la profesión. Una enorme y meritoria labor condensada, curiosamente, en esos quince años que, en realidad y por fortuna, encierran tres siglos del mejor desempeño del oficio -y el privilegio- de comunicar. Los primeros tres siglos, de los muchos que vendrán.»