Una puerta abierta a la revolución

José Carlos Madrid, Raúl Moreno y Ángel J. Torrecillas, ayer, en la mesa redonda que protagonizaron en el congreso Conectados./
José Carlos Madrid, Raúl Moreno y Ángel J. Torrecillas, ayer, en la mesa redonda que protagonizaron en el congreso Conectados.

La interconexión de objetos es, según los expertos, el nuevo reto de la era digital

ROSA MARTÍNEZ

El llamado internet de las cosas, término utilizado para denominar la interconexión digital de objetos tan cotidianos como el frigorífico de casa, la lámpara de la mesita de noche o unas zapatillas de deporte, podría ser, explicó ayer durante la tercera edición del congreso Conectados -celebrado en el murciano Archivo General de la Región- José Antonio García-Calvo, sénior mánager de Alfatec Sistemas, la puerta a una nueva gran revolución, como en su día lo fueron la imprenta y la máquina de vapor. Al menos, dijo García-Calvo, «estamos ante la oportunidad de crear algo que active esa revolución». Para ello hay que superar antes, apuntó el experto, las «vulnerabilidades» que hoy arrastran los aparatos tecnológicos de nueva generación, fundamentalmente aquejados de un alto consumo de baterías, indicó García-Calvo, convencido de que las posibilidades que abre este campo digital son «infinitas».

«El nuevo paradigma es crear hogares inteligentes que nos permitan -explicó- optimizar energía y recursos», así como «ciudades más sostenibles». «No se trata de inventar cosas, porque en realidad no hemos inventado nada nuevo, sino de combinar lo que ya conocemos para darle un nuevo valor».

La ponencia de García-Calvo estuvo apoyada por el catedrático del Área de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Pedro Sánchez Palma, quien también abordó durante su intervención las oportunidades de emprendimiento que abre el bautizado como internet de las cosas (OIT, según sus siglas en inglés); entre ellas, la iniciativa puesta en marcha en 2014 Startup Europe, un proyecto impulsado por la Comisión Europea para dar forma a ideas de negocio de jóvenes estudiantes y en el que participa la UPCT. «La web 3.0 va a conectar los objetos con los datos y va a ofrecer un vasto campo de posibilidades. Y el reto va a estar asociado a la recolección y gestión de los datos».

Para Sánchez, «la revolución no va a estar en algo tangible que podamos ver, sino que va a ser un cambio social que modificará el modo de comunicarnos y la forma de integrarnos en la sociedad». Ahora, dice, estamos en una fase de «confusión y competencia» que habrá que superar para dar, sostiene, el siguiente paso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos