C ualquier preparación de alimentos es un proceso creativo. No se pueden preparar con miedo, siguiendo las recetas, dado que el resultado está influido por el humor que tengamos ese día, los ingredientes y muchos otros factores. Es usual que los libros empleen como reclamo el color para destacar algo. El juego de colores es un arte y un reto para preparar y combinar menús. Es un grado de perfección en el arte culinario. Si en el pasado hemos comido platos aburridos o monótonos, la representación artística no escatima hoy para realzar los platos. Antes se requería solo un estómago que nos mantuviera vivos y nos suministrara fuerzas para satisfacer las necesidades de nuestro trabajo. Hoy se demanda a la gastronomía que se convierta en arte.

Los cambios que se han desarrollado en nuestras vidas han hecho de la alimentación un proceso abierto y creativo, una aventura. Nuevas ideas de cocinado, presentación de platos, etc. La gastronomía ha llegado a ser una herramienta a utilizar como autoexpresión creativa para dar satisfacción y placer. Todas las tendencias encuentran seguidores, pero retener la cocina tradicional es un valor. Se aprecia y se disfruta. Las recetas locales son redescubiertas y, a menudo, los ingredientes se combinan con tendencias globales en platos creativos. Incluso más, junto a la interacción entre los ingredientes, la gastronomía proporciona también la base de la interacción social y esto hace que el mundo sea accesible a la gente en modos y formas insospechadas.

Hay muchas formas de entender la gastronomía. Introduciremos tres aproximaciones de interés. La primera abarca la fina cocina, herencia de generaciones y resultado de un proceso delicado. Se toma como propio de un pequeño círculo para gozar en episodios culinarios extraordinarios. La segunda está interesada en las características físicas de los alimentos y comprender profundamente un episodio culinario, como introdujera en el siglo IV a.C. el retórico griego Archestratus en su poema 'Gastronomía', centrado en los alimentos como fuente de inspiración y placer. La tercera aproximación considera la gastronomía como parte de la cultura. Hoy el significado es muy amplio, incluyendo a todo el mundo en el círculo de los amantes de los alimentos y haciendo que todos puedan disfrutar su vivencia diariamente. La calidad y el valor de los buenos alimentos perfila su importancia. La gastronomía es una tradición viviente que está permanentemente en cambio y siempre disponible para todo el que aprecia la buena comida. La preparación de alimentos es una actividad creativa y la factura de los mismos en su mejor y más bella forma, una obra de arte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos